De Vido se enojó y obligó a Moreno a cancelar un viaje

Un viaje a Venezuela cancelado a último momento, empresarios molestos, un embajador que aún no asumió en Bolivia, pero ya se desayunó con una misión comercial a su cargo, una embajada a disposición de un solo ministro y la pelea por el control de los negocios petroleros como telón de fondo. Las pujas internas del Gobierno se trasladaron de lleno a la política exterior argentina y son síntomas de la batalla que libran Julio De Vido, Guillermo Moreno y Héctor Timerman.

La disputa de poder por el manejo de la diplomacia argentina, sobre todo en países vinculados con potencial de recursos energéticos, se desató con fuerza en los últimos días. La fricción más visible se vio el miércoles, con el viaje que el secretario de Comercio tuvo que cancelar 24 horas antes a Venezuela. ¿El motivo? Nadie lo dirá públicamente, pero según pudo saber LA NACION de fuentes calificadas de la Casa Rosada, Moreno, junto con la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, y un centenar de empresarios debió resignarse a no ir a Caracas, ya que intervino con una llamada el ministro de Planificación para que el embajador en Venezuela, Carlos Cheppi, que responde a sus órdenes desde que asumió, en 2011, evite la llegada de Moreno.

El secretario de Comercio iba a viajar a Venezuela con empresarios de compañías de servicio para la producción petrolera, pero no pudo cumplir con el sueño de desplazar la exclusiva plaza de Venezuela, que es para De Vido. "Hay mucho malestar en Planificación porque no les avisaron con tiempo del viaje. Se hará más adelante", se excusó ante LA NACION un allegado al todo terreno Moreno. Así, la pelea del secretario de Comercio con el ministro de Planificación por el manejo de Venezuela sólo quedó postergada.

Por decreto presidencial, Moreno ya forma parte de la exclusiva Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas, que comanda Axel Kicillof y que tendrá la función de regular toda la actividad de los combustibles. Esto le otorgó a Moreno el pasaporte para ingresar en tierras de Hugo Chávez y hacer negocios en un lugar al que, desde los tiempos de la "embajada paralela", ni siquiera se anima a entrar el canciller Timerman. "Moreno tiene órdenes de redefinir todo el negocio petrolero con Caracas y no se frenará por más que De Vido lo llame a Cheppi", explicó un avezado diplomático.

La cancelación del viaje a Venezuela no les resultó nada grato a Moreno y a Paglieri. Tampoco a los empresarios que irían hacia allí, junto con el embajador venezolano Carlos Martínez Mendoza. Este diplomático, de larga amistad con Chávez, no supo cómo explicar a sus altos mandos los detalles y razones lógicas de la cancelación de la misión de Moreno.

Tras la misión frustrada, al secretario de Comercio le quedó una lección: no le será nada fácil desplazar de Caracas a De Vido y deberá usar las artimañas de la diplomacia para avanzar. Timerman apenas se enteró por cables internos del asunto, porque estaba dedicado a sus visitas protocolares a Armenia y a Georgia.

"Héctor [por Timerman] no entra en estas disputas. El debate por los países petroleros no le interesa", dijo a LA NACION un funcionario del Palacio San Martín. Se refería a las visitas a desgano que tuvo que hacer el canciller a Angola y a Azerbaiján con Moreno, en busca de socios para YPF y nuevas rutas de comercio.

A cambio de Caracas, por ahora el poderoso Moreno se deberá conformar con una misión a Bolivia. Viajará entre el 21 y el 30 de este mes a la feria de Santa Cruz de la Sierra con un grupo de empresarios y la participación de 14 provincias.

Embajador sin plácet

El designado embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, se enteró por LA NACION que Moreno viajaba a Santa Cruz de la Sierra. El pliego del ex diputado kirchnerista y ex gremialista de Aerolíneas todavía no fue avalado por el Senado y, por ende, Bolivia no le dio el plácet. Pero prevé llegar en 15 días. Deberá organizar a las apuradas la visita del secretario de Comercio, quien también podría evaluar allí la comercialización de gas que exporta Evo Morales.

Timerman sólo iría de refilón a Bolivia si se decide avanzar con un eventual ingreso de ese país en el Mercosur.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK