Viajar sin SUBE saldrá $2 en colectivo y $1,50 en tren desde el 6 de agosto

El gobierno nacional anunció finalmente el cambio en el sistema de asignaciones de subsidios para el transporte público, y un incremento en el precio de los boletos de colectivos y trenes para quienes no utilicen el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) como medio de pago.

En una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que el boleto mínimo de colectivo del AMBA pasará a costar $2 a partir del 6 de agosto, cuando hoy ese boleto tiene un precio de $1,1. En tanto, el pasaje mínimo de tren pasará de $0,75 a $1,5.

La suba representa un incremento del 81% en los buses y del 100% en los ferrocarriles.

El funcionario, quien estuvo acompañado por el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, afirmó que las modificaciones apuntan a mejorar el servicio de transporte público y que los beneficios lleguen directamente a los usuarios.

Los cambios, según explicó Randazzo, modifican los parámetros utilizados para la asignación de subsidios. Hasta ahora, el Estado nacional utilizaba tres parámetros para asignar recursos, en base a información que brindaban las propias empresas: la recaudación, la cantidad de pasajeros y por la cantidad de kilómetros que recorría.

A partir de ahora, el Estado evaluará otros tres parámetros para asignar el subsidio: se tomará la cantidad de personal de cada empresa, de acuerdo a una declaración que deben presentar en la AFIP. Solamente se van a aceptar tres agentes por unidad; el combustible, para lo cual habrá un cupo de acuerdo a la información geográfica que maneja la secretaría de Transporte; y habrá un fondo de compensación para la renovación de unidades, de acuerdo a la cantidad óptima que cada empresa necesite para cumplir con el servicio.

"Este nuevo sistema de asignación está íntimamente ligado a la información que brinda el uso de la tarjeta SUBE. El objetivo central es dar eficiencia a la utilización de los recursos del Estado", aseguró Randazzo.

Subsidios congelados

Asimismo, el ministro informó que el monto total de subsidios que otorga el Estado nacional a las empresas de Transporte Público quedará congelado a partir de este mes, por lo que todo incremento de costos que se produzca, deberá ser resuelto por los municipios y gobernaciones.

"En el futuro, cada jurisdicción, provincia o municipio, decidirá si cambia la tarifa o asigna compensaciones del presupuesto propio", sostuvo Randazzo.

"A partir de ahora vamos a un sistema transformador, con información mucho más confiable y segura que brinda la tarjeta SUBE", agregó el funcionario.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK