Versiones cruzadas sobre muerte de un comunario

La Paz, 6 de julio (Télam).- Un comunario murió en una frustrada acción en el norte del departamento boliviano de Potosí para liberar a cinco rehenes, todos trabajadores de una filial de la minera canadiense South American Silver, aunque otras versiones dan cuenta de que no hubo bajas.

El enfrentamiento de policías y comunarios de Mallku Khota, un poblado a 350 kilómetros de La Paz, fue durante el intento de los uniformados de llegar hasta la zona donde fueron secuestrados cinco trabajadores de la compañía Mallku Khota, filial de una minera canadiense.

Marcos Colque, representante de la Defensoría del Pueblo en el poblado minero de Llallagua, reportó por teléfono la muerte del campesino, según la agencia DPA.

"Hay ocho heridos entre campesinos y policías. Hay tensión en la región potosina", precisó Colque.

Un periodista de la red Erbol relató que el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, había logrado reunirse en la comunidad de Chirocasa con dirigentes de Mallku Khota para que se liberen a tres de los cinco rehenes, pero el enfrentamiento quebró ese acuerdo.

El gobierno de Bolivia ordenó ayer el despliegue de 370 policías para rescatar a los cinco retenidos por campesinos del norte del occidental departamento de Potosí, que se oponen a la explotación de yacimientos de plata, zinc y oro.

Los comunarios de Mallku Khota pretenden canjear a las cinco personas tomadas como rehenes, dos de ellas el 28 de junio y otras tres el 3 de julio, por el dirigente Cancio Rojas, representante de la zona, quien es acusado de vejámenes contra dos uniformados.

Algunos de los retenidos dieron señales de vida el miércoles en conversación telefónica con sus familiares y uno de ellos pidió rápida asistencia médica.

Ayer se logró que una enfermera revise y estabilice el estado de salud de los ingenieros Fernando Fernández y Agustín Cárdenas, según reveló el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

Aunque Colque reveló la muerte del comunario, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, habló de "informes preliminares" de la policía que "no confirmaron la existencia de alguna baja", aunque sí dio cuenta de 3 policías heridos tras una persecución de alrededor de 300 comunarios, quienes habrían utilizado dinamitas y fusiles mauser para enfrentarse a los uniformados.

“La Policía no recurrió a la utilización de armas de fuego, pero hay fusiles mauser y no solamente dinamitas que se están manejando en la zona. La Policía está con órdenes estrictamente de control”, sostuvo Romero, según el sitio del diario La Razón.

Colque, en tanto, responsable de la Mesa Defensorial de Llallagua, reveló que se encontró el cadáver de José Mamani Mamani, un comunario de entre 45 y 50 años, quien "habría fallecido producto de una bala que presuntamente penetró su cabeza a la altura de la nuca”. (Télam)

ab-agf 06/07/2012 09:40

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK