Venezuela se incorpora al Mercosur a pesar de que Paraguay aún no lo avaló

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

BRASILIA.- Con la polémica suspensión de Paraguay como telón de fondo, Venezuela se incorporará hoy formalmente al Mercosur en una cumbre extraordinaria en Brasilia de la que participarán los presidentes del bloque regional al que el presidente venezolano, Hugo Chávez, confía en inyectar potencia con sus enormes reservas de petróleo.

Creado en 1991, el Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, ha venido debilitándose en los últimos años por diversas diferencias comerciales y políticas entre los socios.

La entrada de Venezuela al bloque había sido solicitada desde 2006, pero el Congreso paraguayo era el único de los cuatro países miembros que todavía no había ratificado la adhesión. El mes pasado, tras el sumario juicio político al que fue sometido el entonces presidente paraguayo Fernando Lugo, la Argentina, Brasil y Uruguay decidieron suspender a Paraguay del bloque hasta que haya nuevas elecciones, abriendo así la puerta a Venezuela.

"Todo esto le va a dar una fortaleza al Mercosur, además implica la unión, el engranaje de las más grandes reservas petroleras del mundo y gasíferas del mundo con el bloque que es el primer productor de alimentos de este planeta, el primer reservorio de biodiversidad, de agua dulce. Es una ecuación perfecta. Faltaba Venezuela, en lo que Bolívar llamaba el eje de la esfera, para redondear la esfera y fortalecer del Caribe hasta la Patagonia", señaló Chávez al partir de Caracas hacia la capital brasileña.

Se trata del primer viaje al exterior del mandatario venezolano desde que comenzó su tratamiento contra el cáncer en Cuba, y su llegada a Brasilia era aguardada con gran expectativa por sus pares de Brasil, Dilma Rousseff; de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y de Uruguay, José Mujica. Se espera que Chávez, en plena campaña electoral por una nueva reelección en octubre, busque mostrar su incorporación al Mercosur como un éxito de su política exterior bolivariana.

"El ingreso de Venezuela al Mercosur es un fracaso de la política exterior norteamericana en Sudamérica porque detrás del enclave autoritario paraguayo que se opuso de manera irracional durante años y años al ingreso estaba la mano de la diplomacia estadounidense", agregó Chávez.

Para el Mercosur la suma de Venezuela representa grandes ganancias. Sus probadas reservas petroleras de 296.000 millones de barriles de crudo, las mayores del mundo, se suman a los comprobados 14.240 millones de Brasil, donde los recientes descubrimientos en alta mar apuntan que habría más de 100.000 millones.

Venezuela tiene el cuarto PBI de América del Sur (US$ 315.800 millones) y es el cuarto país más populoso de la región (28 millones de habitantes), con lo que el Mercosur representará un mercado de 270 millones de personas (70% de la población de América del Sur), con un PBI para todo el bloque de 3,3 billones de dólares. Hoy, el flujo de comercio anual entre Venezuela y el Mercosur es de US$ 5860 millones (con un superávit para el bloque de unos US$ 4000 millones), mientras que el intercambio intra-Mercosur fue de US$ 47.227 millones en 2011.

Los riesgos

"Estratégica y económicamente, la entrada de Venezuela es positiva para el Mercosur. Pero políticamente, con los vínculos estrechos que Chávez tiene con Irán y las malas relaciones que tiene con Estados Unidos e Israel, el ingreso es riesgoso", destacó a LA NACION Rubens Barbosa, presidente del Consejo Superior de Comercio Exterior de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo, la más importante del país. Israel es el único país que tiene un tratado de libre comercio con el Mercosur, firmado en 2007, y el bloque está en largas negociaciones para lograr un acuerdo similar con la Unión Europea. Se espera que la incorporación al bloque de Venezuela, que importa el 70% de sus productos, impacte sobre el comercio que tiene con los Estados Unidos y Colombia, origen de la mayor parte de sus importaciones.

No obstante, más allá de las posibles ventajas que se abren para el Mercosur con Venezuela como miembro, en Brasil la forma en que se da su incorporación fue muy criticada por la oposición.

"El ingreso de Venezuela es absolutamente ilegal", advirtió ayer a la prensa el senador Alvaro Dias, senador por el Partido Social Demócrata Brasileño, que presentó un pedido al procurador general de la república para que considere nula la adhesión de Venezuela, ya que el Congreso de Paraguay, país que no fue expulsado sino suspendido temporalmente, también debería aprobar su entrada.

Venezuela deberá adaptarse a las normativas del Mercosur en cuatro puntos: adoptar la tarifa externa común, liberar su comercio a los países miembros, incorporar a su ordenamiento comercial todas las reglas del bloque y aceptar los acuerdos comerciales con terceros países.

La alianza YPF-Pdvsa

BRASILIA.- Antes de llegar a Brasilia, donde anoche fue homenajeado por la mandataria Dilma Rousseff con una cena en el residencial Palacio de la Alvorada, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expresó su deseo de aprovechar esta cumbre del Mercosur para firmar con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner una alianza entre la petrolera venezolana Pdvsa y la argentina YPF.

Esa asociación ya había sido acordada la semana pasada en Caracas, durante la visita que realizó el ministro de Planificación argentino, Julio De Vido, quien se reunió con el ministro de Energía y Minería venezolano, Rafael Ramírez. "Llamé a Cristina para que los documentos que se trabajaron con De Vido, si están listos para mañana (por hoy), se revisen una reunión bilateral, y ojalá firmar una alianza Pdvsa-YPF", adelantó Chávez.

La idea del convenio sería que la gigante petrolera venezolana aumente sus exportaciones a la Argentina, mientras que YPF podría participar de la explotación de crudo en la llamada Faja del Orinoco, considerada la reserva de petróleo pesado y extrapesado más grande del mundo, con más de 1,3 billones de barriles.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK