La UTA acusa: "Acá se terminaron las mentiras, esto no es un paro, es un toma"

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, embistió esta mañana duramente contra los metrodelegados del subte que hoy mantenían inactivo el servicio por octavo día consecutivo y denunció que "esto no es un paro, es una toma" con rotura de vagones incluida.

"Acá se terminaron las mentiras, nosotros sabemos bien que esto no es un paro, es una toma, han tomado el subterráneo", advirtió el jefe gremial y aseguró que los metrodelegados, liderados por Roberto Pianelli y Néstor Segovia, "se han atrincherado, han roto coches".

Fernández formuló declaraciones a radio Mitre horas después de que la UTA acordara un incremento salarial del 23 por ciento, en el marco de las negociaciones entabladas tras la conciliación obligatoria que dictó la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, pero que los metrodelegados se negaron a aceptar y decidieron continuar con la medida de fuerza.

Los sueldos de los trabajadores de subterráneos van de los 7000 a los 13500 pesos, puntualizó Fernández.

"Un trabajador categoría uno gana 13.500 pesos, con una antigüedad de 1.3. Ojo, tendría que ganar más", aclaró. Añadió que "en la categoría inferior, que es la del peón, la última categoría, un trabajador está en 7 mil pesos".

Si bien aseguró que no estaba diciendo que éste "es un buen sueldo", Fernández defendió el acuerdo salarial que la UTA firmó ayer, en el marco de las negociaciones que tuvieron lugar con Metrovías tras la conciliación obligatoria dictada por la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK