Uruguay analiza cómo responder a la ofensiva argentina contra Bustillo

MONTEVIDEO.- El gobierno del Uruguay analiza este domingo qué respuesta dar a la ofensiva del gobierno argentino contra su Jefe de Gabinete de Cancillería, Francisco Bustillo. La cancillería local pidió al gobierno de Mujica que suspenda la inmunidad diplomática del embajador para que declare ante la Justicia por una causa de presunta importación indebida de automóviles .

Bustillo había advertido a las autoridades orientales que sufría presiones para mezclar asuntos personales con las licitaciones respecto al dragado del Canal Martín García, dijeron a LA NACION fuentes oficiales.

El diplomático uruguayo dijo a este medio que está "muy tranquilo" respecto a la acusación de Argentina por el expediente de importación de vehículos en tiempos que fue embajador en Buenos Aires. Dijo que esa causa "fue archivada por la Justicia" y que por "estar sujeto a jerarquías" prefería no hacer declaraciones sobre los temas de fondo que vuelven a enfrentar a los dos países.

También aclaró que en el asunto que lo involucra el canciller Héctor Timerman, tuvo el respaldo de los dos últimos gobiernos, que durante la investigación judicial lo dejaron bajo el carácter de "inmunidad diplomática".

Uruguay había definido una estrategia que hoy queda en revisión: la idea era de no seguir el debate a través de cartas públicas y mantener los objetivos de ampliar el dragado del canal y de poder hacer efectivas las obras en puerto de Nueva Palmira que Argentina tiene trabadas con veto a inversiones privadas de este lado del Río Uruguay.

Bronca contenida

El canciller uruguayo Luis Almagro no ocultó su indignación, quien está disgustado por los ataques que siente desde Argentina con insinuaciones de que Uruguay no se allana a eliminar de un proceso licitatorio a una empresa holandesa.

Este sábado Almagro sintió cierto alivio al conocer que la Justicia en Crimen Organizado había dispuesto investigar los episodios que generaron el último cortocircuito entre los palacios San Martín de Buenos Aires y Santos de Montevideo.

El viernes de tarde, la presencia de Almagro en Torre Ejecutiva había generado expectativas sobre un posible anuncio de denuncia judicial por el diferendo con Argentina sobre licitaciones respecto al dragado del Canal Martín García.

Eso, porque horas antes había trascendido el diálogo del canciller con un periodista al que le había reconocido que tenía ganas de presentar todas las actas de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP).

Pero en Casa de Gobierno se recordó que la voluntad de Mujica sigue siendo la misma respecto a Cristina Fernández: "No hagan olas", según palabras textuales del presidente. Mujica no quiere "mojar la oreja" de su colega argentina ni hacer ninguna movida que se vea desde Casa Rosada como un cambio de su comprometida actitud de buena voluntad.

Cargando...