Un payaso profesional tenía el iPad robado de Steve Jobs

MÁS DESTACADO EN TECNOLOGÍA

PALO ALTO, California, EE.UU. (AP) — Un iPad robado de la casa del fallecido Steve Jobs acabó en las manos de un payaso profesional que no tenía idea de que el aparato fue sustraído ilegalmente de la casa del cofundador de Apple.

Kenneth Kahn, quien trabaja con el nombre de Kenny el Payaso, dijo que recibió sin saberlo la tableta de un amigo que más tarde fue arrestado por irrumpir en la residencia de Jobs en Palo Alto, informó el viernes el diario The San Jose Mercury News (bit.ly/Pp9f7X).

"Sería como tener un balón de fútbol americano de (la estrella de la NFL) Joe Montana, que hubiera sido robado de su casa", dijo Kahn. "Si la situación no fuera tan trágica, sería cómica".

Kahn dijo que tuvo el iPad durante unos días, hasta que la Policía se presentó y le pidió la tableta robada, que devolvieron a la familia de Jobs.

Aseguró que nunca examinó el contenido del dispositivo. En lugar de ello, el payaso que actúa para niños y turistas en la zona de San Francisco dijo que descargó canciones como el tema musical de la Pantera Rosa y canciones de Michael Jackson para su rutina cómica.

Kahn dijo que no tenía idea del origen del iPad de 64GB hasta que su amigo Kariem McFarlin, de 35 años, fue detenido el 2 de agosto.

Los investigadores de Apple identificaron a McFarlin después de que utilizó su cuenta de iTunes para conectarse a internet desde los dispositivos robados, dijo la Policía. El confesó a las autoridades que irrumpió en la residencia de Jobs, así como en otras casas, y escribió una carta a la viuda de Jobs para disculparse, de acuerdo con el informe de la Policía.

McFarlin se interesó por la casa desocupada en Palo Alto el 17 de julio, ya que estaba en trabajos de remodelación, dijeron las autoridades. Cuando los empleados de construcción se fueron, McFarlin saltó una valla y encontró una llave de repuesto, según el Mercury News. McFarlin al parecer se dio cuenta de que estaba en la casa de Jobs cuando vio una carta dirigida al líder emblemático del Valle del Silicio.

En el atraco de 15 horas a lo largo de la noche sustrajo iPhones, iPads, iPods, computadores Mac, champaña Cristal y joyería de Tiffany por un valor de 60.000 dólares.

McFarlin vendió algunas de las joyas a un comerciante de Pensilvania y le dio los iPads a una hija y un amigo, según el informe.

Kahn, quien se postuló sin éxito para alcalde en Alameda y San Francisco, conoció a McFarlin cuando lo entrenó en un equipo de básquetbol en una escuela secundaria de Alameda hace más de una década.

"Es un buen tipo que tomó una decisión horrible, realmente horrible", dijo Kahn. "Antes de que la opinión pública lo vea como este monstruo horrible, me gustaría pensar que de alguna manera podamos comprender que él acaba de cometer el peor error de su vida".

McFarlin sigue encarcelado al no depositar una fianza de 500.000 dólares y comparecerá el lunes ante el juez. Si lo declaran culpable, podría enfrentar casi ocho años en la cárcel. Hace poco contrató un abogado.

___

Con información del San Jose Mercury News: http://www.mercurynews.com

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK