Tragedia de Once: imputan a Mario Cirigliano y piden su indagatoria

El pedido fue realizado al juez Claudio Bonadío para que convoque a indagatoria a Mario Cirigliano, acusado de desviar fondos que entregaba el Estado nacional en forma de subsidios a la empresa TBA, entonces concesionaria del Sarmiento a empresas tercerizadas, las cuales él y su hermano Claudio tienen a cargo.

Ya estaban imputados en el caso Sergio Claudio, Antonio y Roque Cirigliano, pero el fiscal consideró que Mario es “parte esencial de la estructura empresarial vinculada al adentro y al afuera de los sucesos ocurridos".

En la causa ya fueron indagados los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime; los accionistas de la concesionaria TBA Roque y Claudio Cirigliano, y el maquinista Marcos Córdoba, entre una treintena de imputados y el juez debe resolver su situación procesal, es decir, si los procesa, sobresee o les dicta falta de mérito.

Concretamente, Delgado explicó que tanto Mario como Claudio Sergio son los dueños del “Grupo Plaza S.A.”, la cual es controlante de muchas de las firmas involucradas en la causa.

Puntos principales del dictamen: el fiscal tuvo en cuenta que existe un “sistema de tercerización de servicios” en torno a TBA, y que  “pertenecían al mismo holding empresarial: el Grupo Plaza, propiedad de los hermanos Sergio Claudio y Mario Francisco Cirigliano”.

“Y lo más resonante aún son las sumas millonarias de dinero que estas empresas “tercerizadas” le cobraban a TBA por sus servicios prestados. Esta clara “confusión” societaria refleja una sospechosa triangulación de fondos que no hace más que corroborar cómo se desviaban los subsidios otorgados por el Estado”.

Para el fiscal la empresa controlante Cometrans SA “le brindaba asesoramiento en la diagramación del transporte de pasajeros y en el desarrollo de un plan para la comercialización de servicios, y por ello TBA pagaba el 3,4 por ciento de sus ingresos totales, porcentaje que luego se redujo al 2 por ciento y, como compensación por esta rebaja, acordó indemnizarla por la suma de 22 millones de pesos”.

Además TBA pagaba por la reparación de coches a la empresa Emprendimientos Ferroviarios SA (Emfer) un promedio de un millón de pesos mensuales.

“Como se puede observar, un negocio magnífico para los Cirigliano. Se pagaban sumas millonarias a una empresa propia que luego recuperaban por vía de subsidios estatales, (…) los trenes continuaban funcionando en pésimas condiciones y tal situación fue alertada en numerosas oportunidades por los sindicatos, los usuarios y la Auditoría General de la Nación”.  

“El legajo contable refleja cómo el holding abarcaba distintas empresas de transporte y un ejemplo claro de ello es la designación de Carlos Lluch (quien aparece como denominador común en diversas firmas vinculadas al grupo) como director de la empresa Pasajes Express Viajes y Turismo SA, a propuesta directa de Mario Francisco Cirigliano”.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK