Después de la tormenta cesó la alerta meteorológica

Tras el temporal que ayer se desató en Buenos Aires y que dejó dos muertos y alrededor 2900 evacuadas, cesó la alerta y se espera que las condiciones mejoren a lo largo del día.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) precisó que la de ayer fue la tormenta más fuerte registrada en los meses de octubre en los últimos 100 años. En tanto, el SMN detuvo las advertencias pero pronostica la posibilidad de precipitaciones y fuertes vientos.

Edenor anunció que "si las circunstancias climáticas lo permiten", el restablecimiento del servicio eléctrico podría ser total en algunas zonas de Belgrano y Núñez. Sin embargo, según el pronóstico las lluvias seguirán hasta hoy a la noche, y el mal tiempo se mantendrá durante toda la semana.

Ayer la ciudad amaneció inmersa en un caos y sufrió innumerables daños como consecuencia de la fuerte tormenta. El temporal, que comenzó por la madrugada, descargó 118 milímetros de lluvias e incluyó vientos de 60 kilómetros por hora, provocando la muerte de un hombre en Isidro Casanova y una mujer en Lanús.

El Consejo Provincial de Emergencias (CPE), que depende del ministerio de Desarrollo Social, informó que a raíz de los anegamientos, inundaciones y desbordes de arroyos en el conurbano e interior provincial se produjeron 2.883 evacuaciones de vecinos.

Miles de porteños amanecieron sin luz, en una mañana en la los trastornos fueron múltiples ante la interrupción de los servicios del tren y subte, los cortes de luz y las tantas inundaciones que causaron estragos en gran parte del país.

Según precisó el encargado del Comité de Emergencia de la provincia de Buenos Aires, Luciano Timerman, la situación de mayor gravedad se registró "a la vera del río Matanza", que ante su desborde inundó varios barrios.

Por el temporal decenas de barrios sufrieron cortes de energía, cientos de semáforos quedaron sin funcionar y varios colegios no dieron clases. También hubo demoras tanto en el aeropuerto de Ezeiza, como también en Aeroparque.

En tanto, en el barrio porteño de Constitución, se produjo el derrumbe de una casa y como consecuencia de ello una persona resultó herida. Además, por las inundaciones, varios autos fueron arrastrados por la corriente y se derrumbaron numerosos árboles.

En el resto del país

El temporal causó otros tantos estragos en el resto del país. En Santa Fe las lluvias provocaron cortes en varias rutas y una reducción de las actividades en las terminales portuarias del Gran Rosario. También se produjo el corte de la autopista Rosario-Córdoba, por la acumulación de agua en la calzada.

Por peligro de derrumbe de un puente ubicado en el kilómetro 333, según informes oficiales la ruta nacional II permanecía anoche cortada. En tanto, en Entre Ríos se mantiene latente el riesgo de inundaciones, en donde las precipitaciones acumuladas ya batieron todos los récords. Corrientes y Chaco también se vieron afectadas por un nivel de agua superior al normal

Cargando...