"Yo les aseguro que la Fragata será liberada"

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

"Yo les puedo asegurar que la fragata Libertad va a ser liberada, tarde lo que tarde, pero la Argentina no va a negociar con los fondos buitres", declaró el canciller argentino en una conferencia de prensa en Nueva York.

Héctor Timerman reclamó este lunes en la ONU la liberación de la Fragata Libertad, retenida en Ghana por un embargo judicial.

El canciller argentino se reunió en Nueva York con el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador guatemalteco Gert Rosenthal, con Ban Ki-moon y con el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Vuk Jeremic, además de la secretaria general asistente para Asuntos Legales, Patricia O'Brien.

El motivo fue "tratar el tema específico de la ilegal detención de la Fragata Libertad en la República de Ghana", ocurrida el pasado 2 de octubre luego de que la justicia de ese país aceptase la demanda del fondo NML, que reclama más de 370 millones de dólares a Buenos Aires por el "default" de su deuda en 2001.

Durante su reunión con Ban Ki-moon, el canciller argentino recibió la promesa de que se van a "utilizar los buenos oficios de su oficina para hablar con el gobierno de Ghana, intercambiar opiniones sobre cómo resolver este conflicto".

Ban se interesó por la situación humanitaria de los 326 marinos a bordo del buque escuela, la mayoría de los cuales serán evacuados el martes en un vuelo de Air France fletado por el gobierno argentino, dejando una tripulación de seguridad de 45 hombres, incluyendo al capitán.

Timerman explicó que según la consejera legal de la ONU no existen antecedentes de acciones de ese tipo, con excepción de "un barco ruso embargado en un puerto francés y que la justicia francesa finalmente determinó que no era embargable".

El canciller argentino entregó al presidente del Consejo de Seguridad "una documentación que trajo la República Argentina para que los demás miembros del Consejo de Seguridad conozcan la situación en la que se encuentra una acción que desde el punto de vista del derecho internacional es completamente ilegal".

El embajador guatemalteco Rosenthal explicó que el Consejo de Seguridad de la ONU no puede ocuparse de la cuestión, ya que este caso "no amenaza precisamente la paz mundial".

Pero Rosenthal indicó que "Naciones Unidas está del lado del cumplimiento del derecho internacional" y que "el derecho de mar claramente libera las naves del Ministerio de Defensa o naval de los gobiernos miembros, les da estatus diplomático".

Guatemala ocupa hasta el 31 de diciembre de 2013 una de las dos bancas rotativas de América Latina en el Consejo de Seguridad de la ONU. Colombia tiene la otra, que pasará justamente a manos de Argentina el próximo 1 de enero.

"El embargo de un buque de guerra que está amparado por las inmunidades del tratado del derecho del mar implica un grave riesgo para todas las naves militares que están navegando hoy en día por los océanos del mundo (...). Ghana estaría destrozando un derecho que garantiza el normal funcionamiento de la navegación militar", advirtió Timerman.

El gobierno argentino reclama la aplicación de un principio que data de 1926 según el cual "los buques de guerra tiene un carácter de inmunidad frente a todo tipo de demandas entre particulares, o un particular y un Estado o entre Estados", recordó Timerman.

El fondo NML Capital, con sede en las Islas Caimán, se negó a entrar en el canje con importantes quitas que Argentina realizó entre 2005 y 2010 para unos 100.000 millones de dólares de deuda en "default", y al que se plegó el 93% de los acreedores.

"La decisión del gobierno argentino es no negociar con los fondos buitres. Jamás un fondo buitre pudo apropiarse de una propiedad del gobierno argentino. Han fracasado siempre, en Estados Unidos, en Alemania, en Francia y en Suiza", dijo Timerman.

Cargando...