La "sensación de inseguridad" se ensaña con Caracas

CARACAS.- La "sensación de inseguridad" mata todos los días en Caracas. En toda Venezuela. Y lo hace de forma despiadada.

A Erika Díaz, peluquera de 23 años, le pegaron un tiro vengador en una fiesta de 15 años. A Jhonny Moreno le dispararon tres veces en la espalda, por equivocación, mientras arreglaba su moto. El comerciante José Luis Fuenmayor se negó a ser extorsionado; el atrevimiento le costó la vida. Alfredo Hernández y Néstor González no pudieron acabar su charla en el acceso al Hospital Clínico de Caracas: los mataron a balazos porque el primero no quería ceder su puesto de venta de café y chucherías.

En Santa Lucía del Tuy tampoco tuvieron compasión con un joven de 16 años. Diez "malandros" de la banda de El Maikel lo obligaron a arrodillarse y lo ejecutaron con 20 disparos. Después le sacaron los ojos.

Así se muere, hoy, en Venezuela. En Caracas, hay un homicidio cada dos horas, según fuentes extraoficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (la policía científica). Tan sólo en julio hubo 511 muertes, de acuerdo con una investigación de El Universal.

Es una realidad teñida de sangre frente a la "sensación de inseguridad", la misma de la que habla la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y expresión tantas veces esgrimida por el gobierno bolivariano desde que la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, la acuñara en 2009.

En esa época en la que todavía Hugo Chávez calificaba de mentira "del tamaño de una catedral" de quienes sostenían con datos la imparable escalada de la violencia.

Pero la sensación es tan real que se cobró ya la vida de más de 150.000 venezolanos desde que el líder revolucionario llegó al poder, en 1999. En 2011 se batió un récord que parecía imposible: 19.336 homicidios, según el Observatorio Venezolano de la Violencia, dirigido por Roberto León Briceño, que recopila esas cifras a falta de estadísticas oficiales.

"El uso por los gobiernos de la excusa de la sensación pretende restarle fuerza a la realidad y decir entonces que son inventos de las personas. O peor, que son un complot de los medios de comunicación", analiza Briceño, el mayor experto en temas de violencia del país, tras conocer las declaraciones de la ministra de Seguridad argentina, Nilda Garré.

"Eso siempre es grave. Por un lado no reconocen el problema y por el otro culpan a las víctimas o a la sociedad, en lugar de buscarle solución. Al final es un artificio de los gobiernos para eximirse de su responsabilidad."

La explicación de los políticos es "ilógica", sostiene el afamado criminólogo Fermín Mármol. "Venezuela es el quinto país en homicidios del mundo, el octavo en secuestros, el undécimo más corrupto. Y con una impunidad del 92%, con sólo ocho casos de cada 100 resueltos en 2011. Ahí están las estadísticas que denuncian el gigantesco crecimiento", advierte.

El plan número 19

El gobierno de Chávez lanzó el 15 de julio pasado su plan de seguridad número 19. El nombre elegido, Misión A Toda Vida, parece una broma. Todos los anteriores fracasaron estrepitosamente, así como los 12 ministros que pasaron por la cartera de Interior. El huracán de violencia urbana se los llevó por delante.

El antídoto más utilizado por el gobierno son las cortinas de humo. Echó la culpa al FMI, al Banco Mundial y al capitalismo, "que destruye los valores". También al neoliberalismo, incluso a la "programación televisiva capitalista" y a los videojuegos, "que enseñan a los niños los valores del capitalismo, como matar y tirar bombas", acusó Chávez. Una lucha cultural en la que incluso Superman se tornaba en un superhéroe peligroso para la doctrina bolivariana.

Mientras el gobierno disparaba al aire, Venezuela seguía superando récord tras récord. Un muerto tras otro hasta llegar por ahora a 153 agentes policiales, de ellos 63 en Caracas, sólo en lo que va de año.

"La lucha contra la inseguridad jamás fue una prioridad presupuestaria para Chávez, nunca estuvo en su agenda gubernamental", explica Mármol. "Apostó por la inversión social para solucionar el problema. Y nunca quiso ser represivo contra la delincuencia, una práctica de gobierno de derecha en su opinión. A estos dos factores se une su discurso violento y que enfrenta a los otros como si fueran enemigos o apátridas. A Chávez le falló la ecuación", sentencia el criminólogo.

La fórmula política fue tan errada que en las últimas semanas el propio Chávez encabezó un giro, ante la cercanía de las elecciones presidenciales y con la oposición levantando la bandera de la lucha contra la inseguridad. "Es grave e inobjetable", reconoció el presidente con una década de retraso.

Caminando sobre un fino alambre, el líder revolucionario sacó a relucir "el hambre, la miseria y la pobreza" como factores determinantes, pese a que lleva casi 14 años al frente del país. Junto, por supuesto, "al derroche de la burguesía".

Los expertos en violencia son mucho más certeros en sus diagnósticos. "El déficit de patrullas es del 100%, faltan un 300% de investigadores y necesitamos un 110% más de fiscales y un 70% más de jueces penales. En tecnología llevamos una década de retraso", concluye Mármol.

Para colmo, el sistema penitenciario está en ruinas. En los 12 meses de gestión de la radical Iris Varela, murieron 523 reclusos, para un total de 5500 en la época Chávez. Según el Observatorio Venezolano de Prisiones, Venezuela necesita 20 nuevas cárceles para mitigar el hacinamiento de las penitenciarías.

Al estudiante Jeferson Pérez, el muchacho "de las sonrisas", lo mataron con sólo 17 años. Fue el número 69 en la lista de los jóvenes asesinados este año en Caracas. A su tía Haydeé se le escapó la indignación hablando con El Nacional: "La misión debería llamarse Aquí Te Quitan Toda La Vida".

150.000

víctimas de asesinato

Desde que Chávez llegó a la presidencia en 1999, ese número de venezolanos murieron en forma violenta.

19.336

muertos en 2011

Esa cifra batió el nefasto récord anual de homicidios, según las ONG locales.

19

planes de seguridad

Fueron los lanzados por los 12 ministros del Interior que hubo.

153

policías

Fueron asesinados en 2012 en todo el país en cumplimiento del servicio.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK