¿Son seguras las redes inalámbricas para conectarse a Internet?

Existe la percepción generalizada de que la comunicación inalámbrica es endeble. Esto pareciera ser atribuible al resultado de nuestra experiencia diaria con dispositivos móviles, como los teléfonos y las LAN inalámbricas.

El hecho de que el usuario se mueva a una cierta velocidad y que la ubicación del uso no sea fija impone ciertas condiciones a la comunicación inalámbrica, ya que el medio de la onda de radio cambia en forma dinámica, resultando en la inestabilidad típica.

Sin embargo, el rápido progreso de la tecnología de telefonía móvil empuja el desarrollo de la tecnología de comunicación inalámbrica digital para que así puedan asegurarse la confiabilidad y el mantenimiento de altas velocidad de transmisión de datos mientras los usuarios caminan o se mueven en autos y trenes.

Pero otro es el caso en el ámbito industrial. Al introducir la última tecnología inalámbrica digital se puede asegurar una confiabilidad comparable con las que existen actualmente en las comunicaciones con cable. Es posible hallar las condiciones para asegurar una estabilidad suficiente para la comunicación inalámbrica de antemano.

En muchas aplicaciones de medición industrial, la ubicación de la medición es analizada y luego definida en el punto de instalación, y aun si el usuario se mueve, la velocidad del movimiento es muy moderada y el rango de movimiento también es limitado, la tasa de transferencia de datos requerida también es relativamente baja, de modo que la confiabilidad se puede mantener fácilmente para la comunicación inalámbrica.

¿Y qué pasa con la seguridad? Hay temas a considerar, tales como la interferencia y  el cruce de conversaciones de otras comunicaciones inalámbricas y la interferencia intencional empleando la misma frecuencia con malos propósitos.

Las señales de comunicación inalámbrica viajan a través del aire y alcanzan las áreas vecinas, por lo que hay temas a revisar tales como la intercepción y las escuchas por terceras partes, o la penetración de la red inalámbrica desde el exterior.

La evolución de la tecnología análoga a la digital en la comunicación inalámbrica permitió grandes avances respecto a estas inquietudes.

La comunicación inalámbrica en la era análoga era vulnerable en cuanto a la seguridad ya que podía ser interceptada por cualquiera empleando un receptor con la misma frecuencia, siendo fácil provocar interferencia o interrupción intencionales.

Sin embargo, la introducción de la tecnología digital en la comunicación inalámbrica reduce estos problemas considerablemente y convierte a esta tecnología en una opción más que confiable para la industria.

Maximillian Kon es gerente general de Yokogawa Argentina

 

Cargando...