San Lorenzo refacciona la cabecera visitante tras los duros embates del temporal

Como si los inconvenientes económicos no hubieran sido suficientes para un San Lorenzo que sufrió hasta último momento para mantener la categoría (venció a Instituto de Córdoba en la peligrosa Promoción), el club de Boedo también resultó afectado por la acción de los fenómenos meteorológicos.El pasado 4 de abril, un tremendo temporal de granizo, lluvias y fuertes ráfagas de viento azotó a varias zonas de la Capital Federal y alrededores del Conurbano bonaerense provocando serios destrozos y roturas en viviendas, comercios y espacios públicos. Pues bien, el "Ciclón" fue una de las entidades más golpeadas por la acción del mismo y vio como el tinglado de la cancha de hockey, diversos paredones y la capilla de la Ciudad Deportiva se vinieron inmediatamente abajo.El estadio Nuevo Gasómetro no estuvo inmune a dicha circunstancia y la popular visitante fue gravemente dañada: se desprendieron algunos bloques de escalones en la parte superior de la cabecera y el espacio estuvo inhabilitado desde ese momento hasta la actualidad. Por eso, ahora las autoridades del club pusieron mano a la obra para arreglar las gradas.El acuerdo se firmó con la constructora Astori, costará entre $300 mil y $500 mil y demandará un tiempo aproximado de 30 días, por lo que se presume que llegarán justo para el inicio del próximo campeonato local.Afortunadamente para el club, solamente hubo que desarmar algunos bloques y no la totalidad de la tribuna, como se había imaginado en un primer instante. La empresa informó que está fabricando los moldeos de tres mil kilos cada uno y los reemplazará apenas estén listos.Los socios colaboraron en cada uno de los partidos de local adquiriendo bonos solidarios de $10 y $20, cuyos fondos fueron destinados a la reparación de las roturas. 

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK