Riquelme renovó su esperanza: "Queda una chance en el torneo local"

Boca arribó a Ezeiza a primera hora de la mañana luego de pasar a la última instancia de la Copa Libertadores. Román llegó con la felicidad a cuestas por haber llevado al “Xeneize” a su décima final y dejó algunas palabras antes de irse del aeropuerto. “Tenemos tiempo de pensar en el partido final. Ahora es el momento de descansar”, dijo un Riquelme al que se le notaba el cansancio del partido pero que mostraba buen humor.

 

“Creo que el equipo jugó muy bien y al final terminamos muy contentos”, sostuvo el diez de Boca al repasar lo que el conjunto de Falcioni hizo anoche en Chile. Ayer, antes de volver a los vestuarios, Román había sido muy claro con respecto a lo que significaba la presencia de Boca en la final. “Estamos representando a nuestro club y al fútbol argentino”, fueron las palabras del líder que tiene el nuevo finalista de la Libertadores.

 

Riquelme no esquivó lo que pasó el último domingo en la Bombonera cuando Arsenal lo venció por 3 a 0 y le redujo las posibilidades de ser campeón en la última fecha. “Arsenal nos superó y nos ganó bien”, afirmó Román anoche y hoy siguió con su discurso: “Queda una chance en el torneo local. Dependemos de Tigre y Arsenal. Intentaremos ganar el partido con All Boys. Pero igual estamos contentos”.

 

Boca sabe que existe la oportunidad de que el campeonato quede en sus manos. Para eso debe ganar su partido frente a All Boys y esperar que el conjunto de Sarandí y el equipo de Arruabarrena no ganen sus respectivos partidos. El panorama es difícil para el equipo que conduce Falcioni pero las cuentas aún le dan margen y el domingo, si los resultados lo ayudan, podría dar la vuelta olímpica.

 

El ídolo xeneize es cauto y sabe que las chances son menores a las que tenía hasta hace cuatro días. Por eso decide enfocarse en el logro de Boca en la Libertadores. “Hacía dos años que no jugábamos la copa y hoy estamos en la final”, sostuvo Román, que aún no está definido para el partido del domingo pero que seguro ya está pensando en el Corinthians, el rival que Boca debe vencer si quiere quedarse con su séptima Libertadores.

Cargando...