Ricardo López Murphy aseguró que continuará la marcha ascendente del "blue"

El ex ministro de Economía Ricardo López Murphy se mostró muy crítico con el Gobierno al asegurar que "nunca el país vivió un aumento de gasto de esta magnitud. Se hizo a un costo muy alto en términos impositivos y la presión tributaria argentina se volvió extravagante".

Además, destacó que "el aumento del gasto no fue de buena calidad. No se ve en la sociedad argentina que haya habido un cambio extraordinario en seguridad, calidad ambiental o infraestructura. La estrategia le fue muy útil al Gobierno para ganar las elecciones, pero le ha puesto a la sociedad argentina una mochila muy grande en dos aspectos. Por un lado está el costo impositivo y por el otro, la pérdida de legitimidad". 

Acto seguido, indicó que los recursos, en lugar de destinarse a inversión en infraestructura, se utilizaron para hacer "una fiesta espectacular. Electoralmente les ha dado peso y poder, pero analizando el largo plazo las noticias son desalentadoras". 

"El país se ha quedado con la seguridad social quebrada, ganadería quebrada, Fuerzas Armadas desarmadas y sin gas y petróleo", acotó en diálogo con el diario Los Andes. 

Respecto al tipo de cambio, López Murphy aseguró que "el Gobierno va a seguir devaluando y el paralelo va a seguir creciendo un 40% anual, seguramente. Esa tasa la obtengo mirando la expansión monetaria que está teniendo el Estado". 

Acto seguido, aseguró que "en estas condiciones no se podría quitar el cepo cambiario. Devaluando sí, pero con este tipo de cambio no sería posible. Hay un desequilibrio muy grande. Sobran pesos como nunca y el faltante de dólares es enorme". 

Luego, aseguró que "el problema del atraso cambiario hace mucho daño y así no se puede invertir".

A esto sumó el problema del "cerrojo": "Argentina no va a sacar ningún beneficio con el cierre de las importaciones. Cuando hay un problema de competitividad, el tipo de cambio debería hacer la corrección".

Cargando...