Se retoman juicios por coimas en el Senado y el crimen de Mariano Ferreyra

Las declaraciones del "arrepentido" Mario Pontaquarto en el juicio por las coimas en el Senado y de tres testigos presenciales del asesinato de Mariano Ferreyra en condiciones de identificar a su asesino harán de mañana un "supermartes" en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, en el barrio de Retiro.

 

Pontaquarto será el primero de los imputados citado a declarar ante el Tribunal Oral Federal 3 que juzga al ex presidente Fernando de la Rúa, a dos de sus ministros y a cuatro senadores peronistas por el supuesto pago de coimas para aprobar la ley de Flexibilidad Laboral en 2000.

 

“Va a ser un exposición larga, de no menos de cinco o seis horas en donde va brindar al tribunal todos los detalles que lo tuvieron como protagonista”, adelantó a Télam su defensor, Hugo Wortman Jofre.

Pontaquarto se autoincriminó al revelar cómo retiró personalmente de la SIDE 5 millones de dólares para sobornar a los senadores justicialistas Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Costanzo, Ricardo Branda y Emilio Cantarero, este último exceptuado del juicio por padecer Alzheimer.

El ex secretario parlamentario del Senado era mano derecha de José Genoud, jefe del bloque de la UCR, y como tal aseguró haber participado de una reunión con De la Rua en su despacho de la Casa de Gobierno, quien los derivó al jefe de la secretaría de Inteligencia, Fernando de Santibañez, para concretar el acuerdo.

La audiencia fue citada a las 10 en el Salón de Usos Múltiples del subsuelo, pero previamente los jueces deberán resolver planteos preliminares planteados por la defensa del entonces ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, por lo que el testimonio de Pontaquarto podría comenzar pasado el mediodía y extenderse hasta el miércoles, como lo programó el TOF3. 

También a las 10, pero en el auditorio principal ubicado en el extremo opuesto de Comodoro Py, está citada la audiencia del Tribunal Oral Criminal 21 en que declararán otros tres testigos presenciales del asesinato del joven militante Mariano Ferreyra por una patota ferroviaria, el 20 de octubre de 2010.

Dos de ellos son Eduardo Beliboni y Francisco Lugo, que compartían militancia en el Partido Obrero con Ferreyra, estaban cerca de éste cuando cayó herido de una bala en el estómago, y que en sus respectivas declaraciones testimoniales ante la jueza Wilma López dijeron haber visto al que disparó al arma homicida. 

“En aquel momento no lo individualizaron porque no lo conocían pero lo situaron en la escena y luego, cuando se publicaron las fotos en la prensa, identificaron a (Cristian) Favale”, precisó la abogada Claudia Ferrero, que los representa. 

El tercero de los testigos citados a declarar mañana en este juicio es el abogado de los ferroviarios tercerizados, Gustavo Mendieta, quien se encontraba en otro sector de la marcha pero cuyo llamado fue el primero que entró al SAME pidiendo auxilio médico para Ferreyra y los otros tres heridos de bala.

“Por la hora de recepción de esa llamada sabemos que la Policía Federal dejó de filmar varios minutos inmediatamente antes de que se consumara la agresión”, dijo la abogada.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK