Sin represalias para diputados díscolos

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

La ausencia de Facundo Moyano y de Omar Plaini en la última sesión de Diputados no sorprendió a Agustín Rossi. Hace rato que el presidente del bloque kirchnerista en la Cámara baja no cuenta con los legisladores que responden a Hugo Moyano, titular de la CGT enfrentada con el Gobierno. Pero así como esos diputados no tienen previsto alejarse del bloque oficialista, la conducción de la bancada tampoco tiene pensado expulsarlos.

"En la historia de este bloque, no se echó a nadie. Ni durante el conflicto por la 125. Si alguien no se siente cómodo, se puede ir, pero será una decisión personal", dijo Rossi, para despejar dudas, a La Nacion. La respuesta cuenta también para el riojano Jorge Yoma, que se opuso al proyecto kirchnerista para traspasar depósitos judiciales del Banco Ciudad al Banco Nación y se atrevió a cuestionar la agenda parlamentaria del oficialismo. "Nuestra misión es sumar", dijeron cerca de Rossi. "Las peleas nuestras son las que define la Presidenta, no las que se dan acá dentro", clarificó otro oficialista.

La ausencia de más de diez diputados kirchneristas en la sesión del miércoles resultó una novedad en un bloque que en los últimos años no mostró fisuras. Pero en la conducción de la bancada insisten en que no había una tendencia, sino sólo algunos casos de desobediencia. En esa lista, sólo anotan a Moyano, Plaini y Yoma. Pero son situaciones diferentes, aclaran, y destacan la actitud de Héctor Recalde, que, pese a ser abogado de la CGT, está alineado con la Casa Rosada.

El hijo de Hugo Moyano es el caso más extremo. Ya no disimula sus diferencias con el oficialismo y hasta se anima a criticar a la Presidenta. "Soy diputado del Frente para la Victoria porque no encuentro un proyecto superador", declaró. Antes había dicho que Cristina Kirchner tenía un discurso "antisindical", en una muestra de que hoy su jefe político es sólo su padre.

El joven sindicalista ya no concurre a las reuniones de bloque ni a las peñas, organizadas por Julián Domínguez y Carlos Kunkel, de las que todos los lunes participan muchos diputados por la provincia de Buenos Aires. El aislamiento de Facundo Moyano también se volvió visible en el recinto. El diputado abandonó la banca que ocupaba en la primera fila del hemiciclo, bien cerca de Rossi, y se mudó a una butaca más alejada. Le pidió a Oscar Albrieu que lo dejara sentarse al lado de Plaini, el único con el que hoy se siente cómodo.

El líder del gremio de los canillitas se mostró siempre cerca de Hugo Moyano, pero evita declaraciones confrontativas con el Gobierno y conserva una buena relación con la conducción del bloque.

El caso de Yoma, presidente de la Comisión de Justicia, es diferente. El riojano no sólo no dio quórum en la última sesión, sino que, una vez que el oficialismo consiguió el número, cuestionó el proyecto del kirchnerismo y hasta la agenda de temas que se imponía desde la conducción. La tensión llegó a tal punto que el bonaerense Edgardo Depetri lo recriminó desde su banca. "Ya vas a ver", le dijo, en voz baja. "¿Qué te pasa? Andá a La Rioja", le respondió Yoma, a los gritos.

El castigo para Yoma, confiaron fuentes del bloque, fue su marginación de la comisión bicameral que discutirá la reforma del Código Civil y Comercial.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK