El papa acepta la dimisión del obispo chileno sospechoso de pedofilia

Benedicto XVI aceptó este martes la dimisión del obispo de Iquique (norte de Chile), Marco Antonio Órdenes Fernández, de 47 años, sospechoso de cometer abusos sexuales contra adolescentes, según la agencia de informaciones Vaticano I.Media.

La Santa Sede emitió un breve comunicado diciendo que el prelado presentó su dimisión "en virtud del artículo 401-2 del Código de derecho canónico". Este artículo se refiere a una dimisión "por una razón de salud o por todas otra causa grave".

En abril de este año, la Iglesia Católica inició una investigación sobre las acusaciones de pedofilia en contra de Órdenes Fernández, el más joven de los obispos de la Conferencia Episcopal chilena.

La investigación la realizó el nuncio apostólico en Santiago, Ivo Scapolo, quien se reunió recientemente con Órdenes Fernández.

Dos días antes del anuncio oficial de su dimisión, el prelado reconoció en una entrevista con la prensa chilena haber tenido una actitud "imprudente" contra la persona que lo acusó, pero negó que éste fuese menor en el momento de los hechos.

Los hechos se remontan a la época en que Órdenes Fernández era rector del Santuario de Nuestra Señora del Carmen de la Tirana, en el norte de Chile, entre 1997 y 2002.

En los últimos días, el sospechoso abandonó la sede de su diócesis para viajar a Perú y ser atendido allí de un enfermedad de hígado.

El martes de la semana pasada, el portavoz de la Conferencia Episcopal chilena, Jaime Coiro, confirmó la investigación sobre Órdenes Fernández. "Por el hecho de que la persona denunciada es un obispo, el procedimiento es llevado a cabo por la Santa Sede", precisó el portavoz eclesiástico. "Desde el inicio de este caso, la Nunciatura ha procurado ofrecer apoyo psicológico y acompañamiento para las personas afectadas y ha estado en contacto con Monseñor Órdenes, quien se encuentra con permiso médico", puntualizó.

La Iglesia no ha entregado antecedentes sobre las supuestas víctimas.

El jueves pasado, la iglesia chilena -a través de una declaración de la Conferencia Episcopal- volvió a pedir perdón por los casos de abuso sexual que han protagonizado una veintena de sacerdotes en los últimos años. "Reiteramos con la más profunda verdad nuestra petición de perdón a quienes hemos ofendido. La Iglesia ha perdido credibilidad por nuestras propias debilidades y faltas", señaló la declaración.

En abril de 2008, la Iglesia ya hizo una histórica petición de perdón y asumió sus culpas por falta de reacción ante las denuncias de abuso sexual a menores que involucran a una veintena de sacerdotes, cinco de los cuales han sido condenados judicialmente, según datos de la Iglesia.

El papa Benedicto XVI interviene en el Sínodo celebrado en el Vaticano, el 8 de octubre. En este encuentro, 262 arzobispos, obispos y otros miembros de la Iglesia Católica asistieron a la llamada del papa a una "nueva evangelización".

Cargando...