Una renegociación millonaria

La presidenta Cristina Kirchner se encargó de su anuncio formal, por cadena nacional, el 10 de mayo de 2010. Pero fue el entonces ministro de Economía, Amado Boudou, quien expuso, en el mismo acto, cómo sería la operatoria del "Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas", según su título formal en el decreto 660/2010.

Boudou explicó que el programa se financiaría con recursos del fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), tras eliminar el ajuste por el CER. Así, se reprogramarían los vencimientos a 2030 con una tasa de interés del 6% anual, por un volumen total estimado en 65.522 millones.

La negociación con ciertas provincias se extendió durante meses. En el caso de Formosa comenzó cuando se firmó un primer convenio 11 meses antes, el 10 de junio de 2009, y luego una "agenda", el 11 de marzo de 2010, según detalló entonces el Palacio de Hacienda. En el caso del gobierno de Gildo Insfrán, la gestión concluyó con la emisión de un bono en dólares que vencerá en 2040. Según las resoluciones conjuntas 126 y 41 del Ministerio de Economía, se dispuso colocar un bono por hasta US$ 79.950.317 y a 30 años, que rendirá una tasa del 10% anual, mediante la suscripción directa de Formosa.

El pago a The Old Fund por su supuesto asesoramiento, no obstante, fue a través del Fondo Fiduciario Provincial (FonFiPro), un organismo que da microcréditos al sector agropecuario formoseño, pero que ya registró tropiezos con la Justicia.

Al procesar a nueve ex directivos de la empresa Skanska y a un contador acusado de haber actuado como intermediario, el juez en lo penal tributario Javier López Biscayart señaló al FonFiPro como destinatario durante 2006 de 12 cheques por $ 312.449 emitidos por empresas fantasma para disimular el presunto pago de sobornos en la ampliación de dos gasoductos.

El responsable del Fondo, Jorge Melchor, admitió que el organismo recibió esos cheques por servicios inexistentes vinculados a Skanska y que "eventualmente es posible que se hayan efectivizado", por lo que indicó que se pondrían "a averiguar". Nunca trascendió si lo hizo.

Por cadena nacional, la Presidenta celebró el anuncio de la reestructuración de las deudas provinciales. "Esto es un verdadero programa federal, que va a impactar notablemente en todas las economías regionales", dijo. La ceremonia incluyó un gesto poco habitual: Boudou usó el mismo atril de la Presidenta para aportar los detalles de la operación antes de partir rumbo al aeropuerto. Esa noche viajó a Nueva York para promocionar el canje de otra deuda con los acreedores internacionales.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK