El proyecto de voto joven quedó a un paso de ser ley

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

El proyecto del oficialismo para que voten los jóvenes de 16 y de 17 años obtuvo ayer dictamen de comisión en la Cámara de Diputados y quedó listo para ser tratado en el recinto, posiblemente la semana próxima. Allí sería convertido en ley, dado que ya fue a probado por el Senado el miércoles pasado .

A diferencia de lo que había sucedido en la Cámara alta -donde la propuesta logró 52 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones- todos los bloques de la oposición se manifestaron en contra de la iniciativa, aunque por diferentes motivos.

Durante la reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia -que fue abierta por disertaciones de chicos de menos de 18 años, convocados por distintos diputados-, el radicalismo y el Frente Amplio Progresista (FAP) se mostraron de acuerdo con que los jóvenes puedan votar, pero criticaron cuestiones puntuales del proyecto. Los representantes del peronismo disidente y de Pro rechazaron por completo la iniciativa.

El proyecto modifica siete leyes, entre ellas, la de ciudadanía y el Código Nacional Electoral, y además de habilitar a los jóvenes de 16 y de 17 años a votar en elecciones nacionales, al reconocerlos como "electores", establece que el voto será optativo. Lo hace de manera tácita, al eximirlos de las sanciones que la ley contempla para quienes no concurran a votar.

Ése fue el blanco de las críticas del radicalismo y el FAP. "Si a los 16 años se tiene madurez para poder votar, ¿por qué establecer una distinción con los jóvenes de 18? ¿Por qué no es obligatorio? Están menoscabando a los jóvenes", sostuvo Ricardo Gil Lavedra, jefe del bloque de la UCR.

El diputado también cuestionó que se hubiera cambiado el concepto de "ciudadano" por el de "elector" y que no se permitiera a los extranjeros de 16 y de 17 años adoptar la ciudadanía argentina para poder votar.

"No compartimos la cuestión de la no obligatoriedad. Si se abre un derecho a los jóvenes, lo mínimo que se puede pedir es el deber del voto", coincidió Juan Carlos Zabalza, del FAP, y anticipó que su fuerza presentará un dictamen de minoría.

La respuesta del oficialismo la dio Jorge Landau. "Se trata de un régimen progresivo. Se otorga un derecho, pero la facultad de ejercerlo queda en manos de los jóvenes", argumentó.

Pero Pro lo rechazó con términos que expuso Pablo Tonelli. "Es un proyecto innecesario porque no apunta a resolver una necesidad real. Hay otros temas más necesarios para discutir; pero no podemos porque la inflación no existe y la inseguridad es una sensación", castigó el diputado. Y después, agregó: "La mayoría de edad a los 18 años parece muy razonable para habilitar el voto".

Gustavo Ferrari, del Frente Peronista, aclaró que su bloque aún no había definido una postura común, pero manifestó su rechazo al proyecto. "Detrás de esta iniciativa, hay una especulación electoral", advirtió.

El proyecto del denominado voto joven es impulsado por el oficialismo. Originalmente también contemplaba la habilitación para sufragar para extranjeros con por lo menos dos años de residencia en el país, pero este apartado fue eliminado en el Senado.

1,4

millones

Es la cantidad de votantes que se agregarán al padrón con la iniciativa

Hacé clic para abrir el contenido en una ventana nueva.

Cargando...