Protesta de policías en Chubut

COMODORO RIVADAVIA.- Con un acatamiento casi total en las comisarías de la localidad cordillerana de Esquel y la capital provincial, Rawson, y un nuevo foco de conflicto en Comodoro, se agravó ayer la medida de fuerza que mantienen los policías de Chubut en reclamo de mejoras salariales.

El subsecretario de Seguridad de la provincia, José Glinski, confirmó la aplicación de sanciones a los efectivos "que no concurran a sus lugares de trabajo" y aseguró: "Hemos hecho el máximo esfuerzo en materia salarial".

Glinski recorrió ayer las comisarías de esta ciudad explicando la propuesta de aumento del gobierno que conduce Martín Buzzi, pero dejó supeditada la presentación del proyecto de ley con la nueva escala salarial -que alcanza el 80% de equiparación con el sueldo de un efectivo de la Policía Federal- a que "se levante la protesta" en las comisarías.

Los policías concurren a sus lugares de trabajo pero vestidos de civil y sin realizar tareas de seguridad. Permanecen de "brazos cruzados" en reclamo de un reconocimiento en sus haberes y de la obtención de "mejoras en las condiciones de trabajo". La situación más preocupante se vivió ayer en Esquel, donde la ausencia de policías en las calles obligó a un grupo de comerciantes a dormir dentro de sus propios locales por temor a una ola de robos o saqueos.

"Nos quedamos toda la noche en nuestro negocio porque sabemos que sin policías todos los locales están más vulnerables", dijo José Paredes, propietario de un multirrubro ubicado a siete cuadras del centro de esa ciudad.

El secretario de Gobierno de Esquel, Pablo Durán, manifestó: "Estuvimos en contacto con el jefe de la Unidad Regional desde el mismo domingo, cuando se inició la protesta, porque al municipio le preocupa que se presten los servicios mínimos en cuanto a seguridad y prevención del delito", dijo. A la vez, añadió: "Están trabajando los oficiales y los jefes de las comisarías con algunos patrulleros en las calles pero está la realidad de que no está la totalidad del personal en la calle y esto nos trae preocupación".

El propio jefe de la policía de Chubut, Julio Blanco, admitió que toda la tropa en esa ciudad, cabecera de la cordillera chubutense, realizó medidas de fuerza con el formato de "retención de servicios". Y ratificó dificultades para contar con efectivos para brindar, entre otros, el servicio de seguridad bancaria.

Aseguró que se realiza la prestación con personal de infantería que es rotado o con efectivos del Grupo Especial de Operaciones Policiales. En el resto de las comunidades el nivel de acatamiento a la medida de fuerza "es dispar", indicó Blanco, quien opinó: "El reclamo es legítimo, porque todos tienen derecho a la protesta, pero no comparto los métodos".

Ayer el conflicto se potenció y sumó adhesiones en toda la provincia: hubo protestas en Rawson, Trelew, Gaiman, Madryn y muchas comisarías del interior, como en Lago Puelo.

Cargando...