Como protesta, un futbolista italiano realiza una huelga de hambre frente a la Federación

Asegurando que es inocente, Emanuele Pesoli se declaró en huelga de hambre y encadenado a las puertas de la Federación Italiana de Fútbol, esperando que se revoquen su sanción por tres años. El motivo de la pena es por su implicación en el escándalo de apuestas y que el 20 del corriente comenzarán a estudiarse los recursos presentados por los condenados.

 

Mientras espera que se lleve a cabo esto, en la sede de la FIGC en Roma, el futbolista sigue pidiendo por su inocencia. “Es una protesta dura, pero me han arruinado la vida por algo que yo no hice. Me quedaré aquí hasta que no pueda más”, expresó Pesoli, de 31 años, al periódico deportivo La Gazzetta dello Sport.

 

“La sentencia es dura y quiero enfrentarme con todo aquel que me haya denunciado”, agregó el jugador del Hellas Verona, de la Segunda División del Calcio. La sanción a Pesoli llegó el viernes y es porque la Federación lo marca como partícipe en los arreglos de partidos cuando defendía los colores del Siena. Junto a él, se encuentran condenados más jugadores, entrenadores, dirigentes y equipos.

 

De todos estos, el caso más notorio fue el del por entonces técnico del Siena, y actualmente de la Juventus, Antonio Conte, quien recibió como castigo diez meses de sanción por no haber hecho saber a las autoridades de los arreglos que, según el tribunal, él era consciente.

Cargando...