La Presidenta sufrió otra lipotimia y debió suspender su actividad

Ya había leído los diarios y hacía sus ejercicios matinales en la cinta de correr cuando sintió un mareo. La presión baja habitual le deparó ayer un nuevo cuadro de lipotimia a la presidenta Cristina Kirchner , que la obligó a cancelar un viaje a Jujuy que debía hacer por la tarde.

Un escueto parte médico oficial informó al mediodía que la jefa del Estado presentó "un episodio de lipotimia, por lo que se recomendó suspensión de actividades laborales y reposo".

Según pudo reconstruir LA NACION, Cristina Kirchner sintió cansancio y agotamiento mientras hacía su programa de ejercicios. Los médicos le tomaron la presión arterial, que había bajado a 70 (la alta) y 50 (la baja) cuando su medición normal es de 90 y 60. A eso se sumó un cuadro de deshidratación. Le recomendaron que tomara bebidas ricas en sales minerales y que hiciera reposo.

Está previsto que la Presidenta retome hoy por la tarde su actividad. La Casa Rosada siguió trabajando ayer en la organización del acto en el que ella estará con el presidente de YPF, Miguel Galuccio, en las oficinas de la empresa en Puerto Madero.

Esta es la segunda vez desde 2009 que Cristina presenta un cuadro de lipotimia. Tras el primer episodio que la obligó entonces a suspender un viaje a Cuba y la tuvo de reposo durante una semana, la Presidenta sufrió varias bajas de presión con cancelación de actividades, pero no habían llegado a manifestarse con mareos, como en el caso de ayer.

Fuentes oficiales confiaron que Cristina Kirchner sufrió la descompensación mientras realizaba actividades físicas poco después de las 8. Día por medio, la Presidenta hace un recorrido programado que incluye minutos de caminata y otro poco de mayor velocidad.

"Sintió una sensación de cansancio y agotamiento", agregaron en despachos oficiales, y contaron que tuvo una "leve deshidratación". Según la información oficial, no tuvo pérdida de conocimiento, como suele suceder en casos de lipotimia.

Los médicos atribuyeron el bajón de presión a que la Presidenta estaba en ese momento corriendo sobre la cinta que tiene en la quinta de Olivos, donde realiza ejercicio mañana por medio, a lo que se sumó el estrés.

En la Casa Rosada minimizaron el episodio y reforzaban que ya hoy estará de vuelta en un acto público, que está previsto para las 19. Ayer mismo pasó la tarde en la residencia, en contacto telefónico con sus ministros, pero no recibió a nadie.

La Presidenta es hipotensa crónica y es habitual que presente episodios seguidos de baja de presión. Ya tuvo una serie de problemas que la obligaron a cancelar actividades. El primero fue en enero de 2009, al que le siguió una situación similar en enero del año pasado, en medio de una fuerte ola de calor, en abril siguiente, por lo que suspendió un viaje a México y, un mes después, por las mismas razones también faltó a una cumbre en Paraguay.

Lo más grave que padeció fue la operación en la glándula tiroides, en enero pasado, que la obligó a tomar licencia durante un mes y dejar el gobierno en manos del vicepresidente Amado Boudou. Entonces le extirparon la glándula, por lo que es medicada a diario con levotiroxina. Cristina había pasado el fin de semana largo de descanso en El Calafate y anteayer había participado de dos actos. Uno por la tarde, en el hotel Sheraton, y otro por la noche, en el centro islámico.

Los médicos atribuyeron este nuevo cuadro de lipotimia al cansancio y el estrés.

PROBLEMAS MÉDICOS

25 de enero de 2011

Baja presión en verano

A raíz del intenso calor, con una temperatura de 40 grados, la Presidenta sufrió una lipotimia mientras se encontraba en su despacho de la Casa Rosada.

12 de abril de 2011

Viaje suspendido

Un cuadro de baja presión obligó a Cristina Kirchner a cancelar su agenda. Debió suspender el viaje a México, que iba a comenzar al día siguiente.

11 de octubre de 2011

Otra lipotimia

En el tercer episodio del año, la Presidenta sufrió un cuadro de baja presión, con un fuerte dolor de cabeza en la zona frontal. Canceló un acto que tenía en San Justo.

4 de enero de 2012

Operación

Cristina Kirchner fue operada de tiroides en el hospital Austral, de Pilar, por un supuesto carcinoma. Fue dada de alta tres días después y tomó licencia hasta el 25 de enero.

Esta nota fue cerrada a comentarios debido a la sensibilidad del tema

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK