La Presidenta reivindicó la militancia en escuelas y cárceles

La estrategia no es nueva, pero ayer redobló la apuesta. Cristina Kirchner reforzó su respaldo a las actividades de adoctrinamiento político en escuelas y cárceles que realiza la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, y hasta defendió con vehemencia a los "jóvenes que tomaron cerveza e hicieron algún lío". "¿Saben qué creo que les molesta a algunos viejos?: los jóvenes", sentenció.

Desde el atril de la Casa Rosada, en su reaparición tras dos días de reposo por su lipotimia, la mandataria denunció que "en los medios" hay "un gataflorismo con los jóvenes". Y les reclamó que los "dejen vivir su propia experiencia histórica".

Según confiaron a LA NACION en Balcarce 50, tras un reciente descenso en las encuestas, Cristina Kirchner quiere fortalecer su penetración en el electorado joven , con miras a las elecciones legislativas de 2013, y apoya el proyecto de ley del senador Aníbal Fernández para bajar la edad de votación a los 16 años.

El acto de ayer era en homenaje al gaucho Antonio Rivero, que el 26 de agosto de 1833, hace 179 años, se sublevó contra las autoridades inglesas en las islas Malvinas. "Primero quiero recordarlo a él porque lo anonimaron (sic), no sé si existirá ese vocablo en la historia. ¿Cómo es anonimar?", se preguntó.

"Mañana van a decir neologismo. Lo anonimaron, lo desaparecieron". En realidad, la palabra no existe en la lengua española. También calificó a Rivero como "incomprable". Este sí calificaría como neologismo. Tras lo cual relató su versión de lo que consideró una gesta de ideales.

Comentó que el coronel de marina José María Pinedo "se rindió el 3 de enero de 1833 pese a que el gaucho Rivero le pedía que no se rindiera, que no entregaran la isla, que ellos iban a pelear". Y puso de relieve que "Pinedo es pariente del Pinedo que integra otra fuerza política", en referencia al diputado Federico Pinedo, de Pro.

En su elogio de Rivero se le escapó una descalificación involuntaria al paisaje malvinense. "Se lo quiso ocultar y tildar de bandolero, que había peleado por monedas, cuando en realidad se quedó en las islas 20 años. Nadie va a pelear por monedas a un lugar inhóspito y horrible que está todo el día atravesado por vientos y demás", dijo.

Al ver las caras de su auditorio, se intentó corregir: "No es horrible, es hermoso, me refiero horrible a las condiciones de vida, como son también las nuestras en Río Gallegos. Ahora está mejorando un poco el clima, pero no es un lugar para hacerse rico".

En los 47 minutos de discurso mechó otro episodio de la historia: el Operativo Cóndor, del 28 de septiembre de 1966, cuando un grupo de jóvenes secuestró un avión de Aerolíneas Argentinas que se dirigía a Río Gallegos y lo desvió hacia las Malvinas. La ocupación duró varias horas, al mando del dirigente metalúrgico Dardo Cabo, de 25 años.

Del operativo participaron 18 jóvenes, entre ellos María Cristina Verrier, esposa de Cabo. Y Cristina Kirchner relató que recibió a Verrier días atrás en Olivos y ésta le entregó "en custodia" las siete banderas que se enarbolaron en las islas. A pedido de Verrier, la Presidenta relató que "la más embarrada" la colocó en el mausoleo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner en Río Gallegos.

Respaldo a los militantes

Sobre el final llegaron los elogios a La Cámpora y a su agrupación subsidiaria, el Vatayón Militante. "Hay miles de jóvenes, pese al 0-800 que les quieren poner, que están descubriendo la política todos los días", señaló Cristina Kirchner, en una crítica al gobierno porteño, que lanzó una línea de teléfono para denunciar actividades políticas en las escuelas.

"Y hay una gran contradicción, porque los medios por ahí sacan chicos que están bailando y los critican. Cuando van a bailar, porque van a bailar, cuando tomaron cerveza e hicieron algún lío es porque tomaron cerveza e hicieron algún lío; cuando militan porque militan. ¿Saben qué les molesta a algunos viejos?: los jóvenes", aseguró.

"Es maravilloso que tengamos a miles de jóvenes pintando banderas, trabajando en el territorio con las escuelas, Que a nadie se le ocurra por favor desviar un avión de Aerolíneas Argentinas", agregó, risueña.

"No sé qué quieren. Por favor, basta con los jóvenes, déjenlos tranquilos vivir y que hagan su propia experiencia histórica, que la están haciendo en un país muy diferente al que nos tocó vivir a nosotros", concluyó la mandataria.

EN VOZ ALTA

"Nadie va a pelear por monedas a un lugar inhóspito y horrible, que está todo el día atravesado por vientos y demás [por las islas Malvinas]"

"Hay miles de jóvenes, pese al 0-800 que les quieren poner, que están descubriendo la política todos los días"

"¿Saben qué creo que les molesta a algunos viejos?: los jóvenes"

"Basta de gataflorismo con los jóvenes. Déjenlos vivir tranquilos"

"En el futuro, los jóvenes ingleses van a querer venir al continente en crecimiento"

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK