Piden a los gobernadores que instalen la re-reelección

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

En medio de las penurias financieras provinciales , agudizadas por los reclamos judiciales de Córdoba y Corrientes ante la Justicia, el Gobierno empezó a tentar a los gobernadores aliados con un plan de financiamiento que les permita pagar sueldos y aguinaldos hasta fin de año, a cambio de que ellos instalen en público la idea de una reforma de la Constitución que permita la segunda reelección de Cristina Kirchner.

Según confiaron a LA NACION fuentes de la Casa Rosada y de las provincias, algunos gobernadores ya fueron sondeados por ministros nacionales. Y varios de ellos se lanzaron en estos días a sugerir que el proyecto de la re-reelección es irreversible. Ayer, lo hizo el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, aliado del Gobierno. La semana pasada hicieron punta sus pares de Mendoza, Francisco Pérez, y de San Juan, José Luis Gioja.

Todos ellos niegan que exista una acción coordinada con el Gobierno, que -de hecho- por ahora no admite que la re-reelección sea un objetivo real. Sin embargo, los próximos días podrían continuar los llamados a la reforma constitucional. Lo mismo ocurrió con intendentes. Luego de visitar al ministro de Planificación, Julio De Vido, les prometió obras y recursos e impulsaron al unísono el proyecto reeleccionista.

Según pudo saber LA NACION, el Gobierno analiza reclamar a los gobernadores e intendentes que firmen antes o después de las elecciones legislativas de 2013 una declaración conjunta a favor de la reforma de la Constitución y de la reelección de Cristina Kirchner.

Todo esto no implica necesariamente que la Presidenta busque en 2015 ser elegida por tercera vez consecutiva. Es muy difícil que logre el voto necesario de los dos tercios de los miembros de la Cámara de Diputados y del Senado para reformar la Constitución, aunque gane los comicios del año próximo.

Sapag habló ayer de una "enmienda" reeleccionista y dijo que "no afecta el espíritu de la Constitución".

El Gobierno podría justificar su necesidad con un triunfo electoral.En pos de ello volcará cuantiosos recursos hacia las provincias.

Pero si no logra la segunda reelección al menos instalará con fuerza la idea de la ausencia de rivales a la vista en el PJ y en la oposición para que la Presidenta pueda mantener el poder más allá de 2013 sin que se le licue. El plan supone debilitar las candidaturas presidenciales de los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y del propio De la Sota.

Además de De Vido, el "operativo clamor" también lo ejecutan el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, entre otros operadores políticos de segundo nivel, indicaron a LA NACION fuentes del oficialismo.

La Casa Rosada se preocupó con la rebelión de los gobernadores De la Sota y Ricardo Colombi (Corrientes). Ambos demandarán a la Nación ante la Corte Suprema para que les reintegre el 15% de la coparticipación federal que cedieron en 1992 en virtud de un pacto fiscal, cuando se privatizó el sistema jubilatorio.

Los dos distritos están asfixiados por la falta de recursos, al igual que la mayoría de las provincias.

En ese contexto, la Corte resolverá otro pleito: Córdoba le reclama a la Nación la deuda impaga de 1040 millones de pesos por compensaciones de 2011 a la caja jubilatoria provincial. El tribunal citó a las dos partes para el 10 del mes próximo y el Gobierno teme un fallo que obligue a la Anses a cumplir ese compromiso. Se abriría así la puerta a otros reclamos de gobernadores, complicados para pagar los sueldos y el aguinaldo de diciembre.

Para evitar esto, un alto funcionario explicó a LA NACION que "hay que armar con los gobernadores un esquema de financiamiento que los haga desistir de ir a la Corte". Otras fuentes confiaron que esa ayuda sería a cambio de apoyos a la reelección.

Sapag señaló ayer: "Es el pueblo el que decide si hay o no re-reelección". Similares argumentos utilizaron el sanjuanino Gioja y el mendocino Pérez, hace una semana, durante un encuentro de la agrupación kirchnerista Gestar, en Mendoza. Pero ambos negaron haber sido llamados por la Casa Rosada.

"Herramienta posible"

Sapag fue más allá. "En la Constitución nacional y en la provincial la re-reelección tendría que figurar como herramienta posible electoral", sostuvo. "Me parece que no hay que ser proscriptivos", agregó.

Se trata del mismo argumento que usó el ex presidente Carlos Menem en los años 90 para impulsar una segunda reelección que nunca logró.

"Los gobernadores saben que la reelección no sale. Esto es para congraciarse con la Casa Rosada sin tener costo político. Y les garantizan pagar los sueldos y aguinaldos, que es lo que les interesa", confió un legislador muy cercano a varios gobernadores. "La jugada de De la Sota permitió que muchos gobernadores sean atendidos ahora por la Rosada. Irán a pedir con la bolsa del supermercado. Lo único que habrá es más gasto público", ironizó.

También el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, que busca ser gobernador bonaerense en 2015, se convirtió en un cruzado de la re-reelección. "Hablar de reforma constitucional debería ser una tarea cotidiana", dijo en la semana.

Además, los intendentes de Florencio Varela, Julio Pereyra; de La Matanza, Fernando Espinoza; de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, y el Partido de la Costa, Juan De Jesús, junto al líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, promovieron estos días la re-reelección. Todos tienen mucho para ganar y poco para perder en esa cruzada.

Cargando...