El PIB de Argentina aumenta un 2,5% en el primer semestre

El Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina cerró el primer semestre del año con un crecimiento del 2,5%, pero la actividad económica se estancó en junio, después de un retroceso del 1,5% en mayo, informó el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La economía no creció en el sexto mes del año con respecto al mismo periodo de 2011, pero en relación a mayo, experimentó un alza del 1,1%, según el organismo oficial.

Pese a los vaivenes de los dos últimos meses, la actividad económica acumuló en el primer semestre una variación positiva del 2,5% y en los últimos doce meses del 5,3%, según el INDEC, cuyas estadísticas son cuestionadas por economistas y consultoras privadas, especialmente las relacionadas a la inflación.

En mayo, el PIB registró la primera caída desde julio de 2009, cuando había retrocedido un 1,5%, contra el mismo mes de 2008.

Los datos de junio corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que el INDEC difunde todos los meses a modo de adelanto de la evolución del PIB, cuyo dato definitivo se conoce de forma trimestral.

El proceso de desaceleración de la actividad se inició en noviembre de 2011, pero la pendiente se agudizó entre marzo y abril de 2012, cuando la tasa de crecimiento pasó del 4,1% al 0,6%.

La economía del país sudamericano creció un 8,9% en 2011 y, para este año, el Presupuesto estima una expansión del 5,1%, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima un 4,8%.

El país experimentó un vigoroso crecimiento desde 2003, lapso en el que la economía se expandió a un ritmo medio de casi un 9% anual, aunque con un mediocre resultado en 2009 (+0,9%) por el impacto de la crisis internacional.

El economista Miguel Bein, de la consultora Bein & Asociados, consideró que el crecimiento a tasas chinas parece haber quedado en el pasado y cifró la tendencia para los próximos años en un alza en torno al 4 o 5%. "Aún haciendo todo bien, Argentina no crecerá más que 5% en los próximos años", dijo Bein durante el congreso de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA) realizado esta semana en Buenos Aires.

El economista explicó que "los países que crecen alrededor del 8% son los que tienen tasas de inversión por encima del 40%" y estimó que esa tasa se sitúa actualmente por por debajo del 21% del PIB en Argentina.

El Gobierno adjudica esta desaceleración a la crisis internacional, aunque los analistas apuntan a algunas de las últimas medidas adoptadas, como la restricción de las importaciones y el control del mercado de cambio.

Sobre el futuro inmediato, varios economistas privados coinciden en que es clave lo que suceda con la demanda de Brasil, el principal socio comercial de Argentina.

El gigante sudamericano creció en 2011 solo un 2,7%, después de un salto del 7,5% en 2010 y, para este año, el mercado brasileño espera un crecimiento de alrededor del 2,05%.

Una monedas de 1, 5, 10, 25, 50 céntimos y de un peso argentino. El Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina cerró el primer semestre del año con un crecimiento del 2,5%, pero la actividad económica se estancó en junio, después de un retroceso del 1,5% en mayo, informó el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Cargando...