Más personal y recursos para la propaganda oficial

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

El relato no se le niegan recursos. El gobierno de Cristina Kirchner triplicó desde 2008 las direcciones en la Secretaría de Comunicación Pública que controla el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina: aumentaron de 9 a 27. Y la partida de contratos temporarios se duplicó y más -subió un 123,5%- desde enero hasta junio últimos: de $ 13,6 millones pasó a 30,4 millones.

Todo eso ocurrió en un contexto de fuerte aumento en el gasto en la promoción de las políticas y de la figura de la Presidenta. Por ahora, en 2012 el Gobierno gastará en ese objetivo $ 1492,5 millones: 903,7 millones en Fútbol para Todos, por donde se emiten los spots oficiales, y 588,8 millones en la partida de "publicidad y propaganda" en diversos medios de prensa.

La propaganda no fue alcanzada por la "sintonía fina" del gasto. En agosto ya se habían consumido $ 492 millones en publicidad, el 99,75% del presupuesto original aprobado por el Congreso. Por eso hace un mes se reforzó la partida en 95 millones y se la dejó en $ 588,8 millones.

En 2011, un año electoral, ese gasto había sido de $ 470,8 millones. En 2010 llegó a $ 255,7 millones.

Pero a un ritmo del gasto de $ 61,5 millones por mes en propaganda, le faltarían unos 246 millones, proyectados, para terminar 2012.

Todo esto surge de un informe de auditores del Estado, publicado por la página www.elauditor.info, que edita la Asociación de Personal de Organismos de Control (APOC), basado en datos oficiales.

Los 17 mensajes por cadena nacional que Cristina Kirchner hizo en lo que va del año pusieron en el centro de la escena la política dirigida a controlar el discurso y el relato en los medios de comunicación, la prioridad confesada por la Presidenta. "Uso la cadena nacional para informarles a los argentinos las cosas que les quieren ocultar", dijo.

El salto en el gasto en contratos temporarios entre enero y junio, de 13,6 a 30,4 millones de pesos, supone que de unos 150 sueldos se pasó a unos 330, si se los calcula sobre la base de $ 7000 de salario promedio.

Pese a que es una información de interés público, la cantidad de contratos se mantiene en secreto, bajo siete llaves. En cambio, el gasto en personal permanente se mantuvo estable desde enero: 19,9 millones de pesos.

El secretario de Comunicación Pública y vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, y su superior directo Abal Medina no respondieron a las consultas de LA NACION sobre este tema.

Pero fuentes del Gobierno confiaron que el salto en personal podría obedecer a un posible proyecto de ascender esta secretaría a un ministerio de Cultura y Comunicación. Otros funcionarios afirman que unos $ 12 millones se destinarían al nuevo Polo Audiovisual, que se construirá en la actual isla Demarchi.

El presupuesto global de la secretaría aumentó también desde enero. De $ 589,7 millones se reforzó a 706,2 millones. Pero la partida de publicidad aumentó a 588,8 millones, que sumados a los 903,7 millones de Fútbol para Todos, suma un total de 1492,5 millones en la difusión de la imagen presidencial. Representa el 42% del presupuesto total de la Jefatura de Gabinete para 2012, $ 3533,6 millones. Fútbol para Todos gastó hasta agosto $ 638,2 millones, el 91,34% de su partida original de 698,7 millones. Por eso se le reasignaron 205 millones hace un mes y podría ampliarse en unos 100 millones más para terminar el año.

Si se redireccionan $ 150 millones más en publicidad, la suba del gasto total en propaganda oficial podría elevarse en 250 millones a los 1492 millones pautados: podrían superar así los 1740 millones.

Hasta junio, la Secretaría de Comunicación Pública había ejecutado el 67,9% de su presupuesto; toda la Jefatura de Gabinete sólo el 39,3%. Eso también revela las prioridades. El 27 de julio, LA NACION informó que la suba del gasto de publicidad se contraponía al freno en partidas de seguridad, salud y educación, cuyas partidas estaban subejecutadas.

En 2008, la entonces Secretaría de Medios disponía de 3 subsecretarías y 9 direcciones. Al día de hoy se triplicaron las direcciones: 27.

El área que más creció fue la Subsecretaría de Comunicación Pública, con 12 direcciones (10 de ellas nuevas), a cargo de Rodrigo Rodríguez, apodado "Rodra". Allí se cobijó la militancia de La Cámpora. Se trata del área que gestiona la pauta publicitaria: la "caja" de la secretaría.

Se le adjudica a "Rodra", de línea directa con el jefe de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, amigo de Máximo Kirchner, la decisión estratégica del destino de la pauta publicitaria oficial. En una proporción mayoritaria se destina a medios afines con el kirchnerismo, algo que también coordina con Scoccimarro.

Su repartición contiene una multiplicidad de direcciones, cuyos titulares pocos conocen, con una rica diversidad de nombres: Gestión de la Comunicación Pública; de Monitoreo y Estrategia; de Coordinación Institucional; de Supervisión Operativa; de Dirección Estratégica, o la de Relaciones Institucionales, que interactúa con ONG, organizaciones sociales y de Derechos Humanos.

La Subsecretaría de Comunicación y Contenidos, de Gustavo Russo, contiene 13 direcciones (siete de ellas son nuevas) dedicadas a organizar y difundir los actos de la Presidencia, la relación con los periodistas, la disposición de las cámaras y el audio y las subidas de la señal al satélite para que sea tomada por los diversos canales de televisión.

También contiene a las direcciones dedicadas a la producción gráfica de avisos para medios escritos y a la elaboración audiovisual de los spots y placas para televisión, radio y Fútbol para Todos.

Por su parte, la Subsecretaría de Gestión Administrativa, de Juan Ross, agrupa a dos direcciones, una de ellas nueva, y una delegación, dedicadas a la administración pura del área y al departamento de legales.

Además, la Secretaría de Scoccimarro también comprende a la empresa Radio y Televisión Argentina RTA Sociedad del Estado, que dirige Tristán Bauer, compuesta por Radio Nacional, Canal 7 y la agencia Télam. También supervisa la Autoridad Federal de Radiodifusión, que comanda Santiago Aragón.

Cifras de la difusión oficial

El Gobierno le presta cada vez mayor atención a inundar los medios con la palabra de la Presidenta

15Horas

Es el tiempo que Cristina Kirchner habló en sus 17 mensajes por cadena nacional durante 2012. En los últimos tres años, lo hizo en 52 oportunidades. La ley de medios audiovisuales fija que sólo se debe usar "en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional".

27Direcciones

La Secretaría de Comunicación Pública incrementó su estructura de 2008 a 2012, de 9 a 27 direcciones. Entre enero y junio últimos, las partidas de contratos temporarios de personal aumentaron de $ 13,6 millones a $ 30,4 millones.

$ 588Millones

Es el crédito vigente para Publicidad y Propaganda en 2012. Ya se superó casi en 100 millones de pesos lo previsto en el presupuesto y es posible que haya que inyectarle otro refuerzo antes de fin de año.

DEL EDITOR: qué significa. Cada vez insume más recursos transmitir el relato de un país floreciente. Y cada vez le cuesta más a la propaganda oficial ajustar esa ilusión de felicidad con el discurso a menudo feroz y amenazante de su líder.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK