Periodista japonesa muere en Alepo; otros tres reporteros desaparecidos

Una periodista japonesa murió el lunes cuando estaba cubriendo los enfrentamientos en la ciudad siria de Alepo, donde han desaparecido dos reporteros árabes y otro turco, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El Ministerio japonés de Relaciones Exteriores confirmó la mañana del martes a la AFP la muerte de la periodista la pequeña agencia japonesa Japan Press.

"Tuvimos confirmación de que trata de Mika Yamamoto", de 45 años, indicó a la AFP un responsable de la Cancillería.

Un colega de Japan Press que viajaba con ella identificó el cuerpo, agregó el funcionario.

Precisó que estaba cubriendo los enfrentamientos entre el ejército del régimen y los rebeldes sirios en la segunda ciudad de Siria, Alepo (norte) cuando se encontró en medio de un tiroteo.

Según militantes sirios citados por el OSDH, la periodista resultó herida de gravedad el lunes en el barrio de Sleiman al Halabi, en el este de la ciudad, donde estallaron enfrentamientos entre las tropas del régimen y los insurgentes.

Un video colgado en YouTube por activistas mostró el cuerpo de una mujer yacente en una sala, presentada como la periodista japonesa muerta a manos de los "chabbihas", milicianos leales al régimen.

Una herida profunda era visible en el antebrazo de esta mujer que parecía llevar chaleco antibalas.

A su lado, un hombre parecido a Kazutaka Sato, otro periodista de Japan Press, parecía pedir ayuda a un médico.

La AFP no pudo confirmar la autenticidad del video de forma independiente.

Citado por la agencia japonesa Kyodo, un empleado de un hotel de la ciudad turca de Kilis, cerca de la frontera siria, indicó que dos japoneses -un hombre y una mujer- habían salido del establecimiento la mañana del lunes, dejando sus cosas en el hotel y diciendo que viajaban a Siria.

El OSDH, que tiene su sede en Gran Bretaña, indicó además que tres periodistas más habían desaparecido: una libanesa, un árabe de nacionalidad no precisada que trabaja para un medio de comunicación estadounidense, y un turco.

El canal en árabe Al Hurra, basado en Washington, anunció que el lunes perdió contacto con dos de sus periodistas que siguen los combates en Alepo: el corresponsal Bashar Fahmi y su camarógrafo cameraman Cuneyt Unal, precisó el director de comunicación del grupo dueño del canal, Middle East Broadcasting Networks.

"Vimos un video en YouTube en el que el Ejército Sirio Libre, fuerza rebelde formada por desertores y civiles armados, declara que (los dos periodistas) fueron capturados y se encuentran detenidos en Alepo", explico dicho responsable, Deirdre Kline, en un comunicado transmitido a la AFP.

En un informativo de Al Hurra, el chófer de los dos periodistas cuenta que fueron atacados por hombres armados vestidos aparentemente como soldados rebeldes.

Un combatiente del ESL afirmó luego en el mismo canal que los rebeldes no estaban implicados y responsabilizó al Ejército regular.

Con Mika Yamamoto son cuatro los periodistas extranjeros muertos en Siria desde que comenzó la revuelta contra el régimen en marzo de 2011, después de Gilles Jacquier, del canal France 2, el 11 de enero en Homs (centro), la estadounidense Marie Colvin, de The Sunday Times, y el fotógrafo francés Rémi Ochlik, muertos el 22 de febrero, también en Homs, en el bombardeo de un centro de prensa improvisado por los insurgentes.

Mika Yamamoto entró en Japan Press en 1995 y cubrió varios conflictos armados, entre ellos la ofensiva aliada dirigida por Estados Unidos en Afganistán a finales de 2001 y la guerra de 2003 en Irak, según el portal de la agencia en internet.

Varios reporteros sirios y "periodistas ciudadanos" murieron también desde el inicio de la rebelión.

Un responsable de la agencia oficial siria Sana fue asesinado por los rebeldes delante de su casa en Damasco y un grupo vinculado a Al Qaida reivindicó el asesinato hace un mes de un presentador de la televisión siria.

También se han dado casos de secuestros.

Un joven retira sus pertenencias tras un bombardeo en Azaz, norte de Siria, el 19 de agosto de 2012. Una periodista japonesa murió el lunes 20 de agosto de 2012 cuando estaba cubriendo los enfrentamientos en la ciudad siria de Alepo, donde han desaparecido dos reporteros árabes y otro turco, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK