Pelea a los tiros por el control gremial del transporte de cereales

Al estilo del Far West norteamericano, en el sudoeste bonaerense se libra una dura batalla por el control del transporte de granos y la afiliación de los dueños de camiones que ya tuvo un capítulo a los tiros.

Sobre el filo de la medianoche del jueves pasado, dos camiones de transportistas independientes de General La Madrid que circulaban por una ruta rumbo a Bahía Blanca fueron baleados desde un vehículo en movimiento, que los sorprendió de frente. Los afectados vinculan ese episodio con una amenaza que recibieron horas antes, presuntamente por parte de representantes de una entidad que busca afiliar en forma compulsiva a los dueños de los camiones.

En realidad, el episodio policial parece ser el corolario de un día de furia que tuvo su génesis en otra situación.

En la tarde del jueves, los seis transportistas, que no se identifican con ninguna entidad gremial del sector, fueron a cargar cereales a un campo donde, en cambio, no pueden ingresar por un incidente que tuvieron camiones adheridos a la Asociación de Transportistas de Cereales y Afines por sus Derechos (Atcade), agrupación que tiene su domicilio legal en Quequén.

Alguien a quien en el ambiente de la zona apodan "El Mudo" -no porque tenga dificultades para expresarse, sino porque "habla todo el día"- y que supuestamente ya no puede cargar más en ese campo porque está en Atcade habría avisado a esta entidad de la inminente carga de los camioneros independientes.

Enseguida, según confiaron varias fuentes, representantes de la agremiación interceptaron a uno de los camioneros que se dirigía hacia ese establecimiento y le dejaron la siguiente frase para él y sus colegas: "Si cargan en ese campo, no llegan a Bahía Blanca". Ante una consulta de LA NACION en Atcade se desligan de cualquier participación en el hecho.

El camionero luego se sumó a los otros y también cargó cereal. Después, todos salieron del establecimiento escoltados por un móvil policial. Ese vehículo los siguió hasta poco después de la localidad de La Colina, cercana a General La Madrid, y luego siguieron su propio rumbo.

De los seis camiones, dos se quedaron en una rotonda por un desperfecto mientras los otros cuatro siguieron rumbo a Coronel Pringles, paso previo a Bahía Blanca. Y fue precisamente en cercanías de Coronel Pringles donde recibieron los balazos.

"A 20 kilómetros de Coronel Pringles, venía un auto de frente y, siempre con la luz para encandilar, le tiran al primer camión y le pegan en un faro y en un guardabarros. Luego le tiran al segundo y erran, y a mí, que venía tercero, me aciertan y destrozan el radiador", relató a LA NACION Gustavo Ciappina, uno de los transportistas víctima de la balacera. Sobre el ataque, Ciappina subrayó: "Era de noche y no vi como para acusar quién fue. Pero vinculo esto con la amenaza previa. Creo que esa amenaza para los seis la cumplieron".

Pelea por la afiliación

Ciappina contó que los transportistas no quieren ceder a un reclamo de Atcade por el cual se habría desatado el conflicto: la afiliación. "Quieren que nos asociemos a ellos, pero yo no me quiero agremiar", indicó.

Según fuentes de la región, en General La Madrid hay unos 80 camiones de transporte de cereales y esa entidad está buscando que los transportistas independientes se afilien. A cambio de 300 pesos por camión, su misión es que los transportistas se inscriban y luego digitar quién va a cargar a los campos y acopios.

Diego Sommer, referente regional de Atcade, fue señalado por las fuentes consultadas como uno de los referentes de la entidad que habría promovido advertencias para lograr más afiliaciones a esa agrupación.

Hace unos meses, Sommer encabezó un piquete frente a un acopio de esa localidad por el cual fue duramente criticado. La Sociedad Rural de Coronel Suárez lo acusó de actuar en forma "patoteril".

LA NACION no logró contactarse con Sommer, pero sí con Miguel Aguilar, presidente de Atcade. "No tengo conocimiento de eso. Voy a hablar con Sommer", dijo en una primera comunicación con este diario. Luego, en otra charla, buscó despegarlo del incidente: "Hablé con Sommer y no tiene nada que ver. Dice que averigüen bien; sería otra agremiación", expresó.

En Atcade conocen la Casa Rosada. Sus dirigentes asistieron a un acto en el que la presidenta Cristina Kirchner anunció en abril pasado un plan de renovación de flota de camiones. Hasta allí fueron Aguilar y Sommer, según consignó Semanario Necochea.

No es la primera vez que hay un conflicto por el transporte de granos en el interior bonaerense. En las últimas campañas, en por lo menos una decena de localidades, hubo conflictos entre transportistas y hasta con los productores que reclamaban la exclusividad de la carga.

Cargando...