Ocuparon el barrio Néstor Kirchner en Río Gallegos

Más de 180 familias ocuparon desde hace una semana varios terrenos en el barrio Néstor Kirchner , también conocido como Los Lolos, de Río Gallegos, Santa Cruz. En este momento se encuentran a la espera de una decisión del juez Carlos Arenillas, según informa Clarín , que ordenaría el desalojo de las tierras usurpadas.

Desde el Concejo Deliberante, según informa el periódico santacruceño Tiempo Sur , apoyan la decisión del desalojo. "Es un situación compleja, que requiere la inmediata intervención no sólo de los organismos del municipio, sino del ministerio de Asuntos Sociales", dijo Pablo Fadul , presidente del Concejo, en diálogo con el programa En una hora de Tiempo FM, y afirmó que la usurpación es un delito y que hay que ver cómo se llegó a eso dentro de una falta de política de tierras que viene desde hace muchos años.

"Tenemos la posibilidad concreta para que funcione el eje Nación, provincia y municipio para que se le pueda otorgar a la ciudad esos terrenos de Marina que estamos reclamando para que se brinden más de 15 mil terrenos más a la ciudad, pero eso no es una cuestión a corto plazo, sino a mediano y largo plazo, porque tampoco podemos empezar a lotear algo que no tiene servicios, porque transformaríamos la ciudad en un caos", indicó.

Mientras tanto, el barrio está cercado por el control policial para evitar que más familias tomen las tierras . Sin embargo, los ocupantes están dispuestos a resistir cualquier intento de desalojo. "No se ha acercado ninguna persona de la Municipalidad, de ningún ente, nada, nosotros estamos haciendo las cosas de buena forma, para que entiendan que este lugar nos lo tienen que ceder por la familia", explicó uno de los ocupantes que prefirió no dar su nombre a LU 12 Radio Río Gallegos, según informa el diario santacruceño Opinión Austral . Tampoco estarían dispuestos a negociar una reubicación.

El barrio Néstor Kirchner se llama así desde su inauguración, en febrero de 2006, y comenzó a construirse dos años antes, con fondos del plan de emergencia habitacional, por medio de un sistema de cooperativas que dio trabajo a más de 600 desocupados de la zona, muchos de los cuales hoy viven en el barrio. Allí viven aproximadamente 750 personas, en 156 viviendas. Cada familia paga una cuota mensual de 38 pesos para pagar su casa, en un plan a 50 años.

Las casas de ladrillo a la vista son modestas, tienen electricidad y cloacas, pero aún no tienen gas de red y sólo disponen de agua unas horas al día. Las calles son de tierra, no hay veredas, ni acequias.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK