Obama minimiza críticas de ex oficiales por fuga de datos sobre Bin Laden

El presidente estadounidense Barack Obama minimizó este lunes el alcance de las críticas lanzadas contra él por ex oficiales de inteligencia y de fuerzas especiales, que le acusan de utilizar información con fines electorales sobre el operativo que ubicó y mató a Osama Bin Laden.

"Yo no tomo a esa gente demasiado seriamente. Uno de sus miembros es el que dice que no soy nacido aquí (en Estados Unidos) pese a las pruebas de lo contrario. Otro fue candidato del (movimiento populista de ultraderecha) Tea Party en una elección reciente", explicó el presidente en una entrevista con el periódico Virginian-Pilot.

"Este es el tipo de trucos a los que hay que hacer frente antes de las elecciones", agregó Obama, que adelantó parte de su entrevista este lunes en su sitio en Internet.

Un grupo de ex agentes de la agencia CIA y de las fuerzas especiales de Estados Unidos lanzaron el jueves críticas contra Obama, a quien acusan de haber filtrado imprudentemente datos sobre la operación para matar a Bin Laden.

El sitio de internet de este grupo de ex espías y militares (Opsec, Special Operations Opsec Education Fund, en inglés) presentó un video de más de 20 minutos en el que retoman críticas hacia Obama, retomando las ya formuladas por el candidato republicano a la Casa Blanca Mitt Romney y por otros miembros del Partido Republicano.

Allí se le reprochan a la Casa Blanca haber difundido informaciones secretas con el fin de dar apoyo a la campaña electoral de Obama, sin tener en cuenta la seguridad de los espías y soldados estadounidenses.

También le cuestionan por no "explotar plenamente el tesoro de informaciones" descubiertas durante esa operación realizada en Pakistán al principio de mayo de 2011 y que acabó con la vida del líder de la red Al-Qaida.

El Opsec afirma no ser un grupo partidista, pero algunos de sus miembros son republicanos activos e integrantes del movimiento conservador 'Tea Party'.

Un ex miembro de los comandos de élite de la marina (Seals), Scott Taylor, identificado como presidente del grupo Opsec, se presentó como candidato al Congreso por los republicanos en Virginia, en 2010, y perdió la elección.

El presidente de Estados Unidos Barack Obama dialoga con su esposa Michelle antes de cenar en un restaurante de Washington, el 20 de agosto de 2012. Obama minimizó el lunes 20 de agosto el alcance de las críticas lanzadas contra él por ex oficiales de inteligencia y de fuerzas especiales, que le acusan de utilizar información con fines electorales sobre el operativo que ubicó y mató a Osama Bin Laden.

Cargando...