Nombran a un nuevo juez en la causa Clarín

La Cámara Civil y Comercial Federal nombró ayer a un nuevo suplente en el juzgado civil y comercial federal N°1, donde está radicada la causa Clarín. Designó al titular del juzgado N°2, Horacio Alfonso, hombre a quien el Gobierno no planea recusar, para que ocupe el cargo "hasta que se cubra definitivamente la vacante".

Alfonso lleva poco más de un año como juez. Fue designado el 9 de septiembre de 2011 por Cristina Kirchner. Era el cuarto de cinco preseleccionados en un concurso para cubrir dos vacantes. De perfil bajo, había sido secretario del juzgado de Luis Márquez, ascendido en 2009 a camarista en el también poderoso fuero Contencioso Administrativo.

Con esta medida, celebrada como un triunfo por el ministro de Justicia, Julio Alak, la Cámara dejó sin efecto el régimen de subrogancias rotativas que venía aplicando, que el ministro había denunciado como un "sistema disparatado y perverso".

En su acordada, la Cámara defendió el método anterior, pero alegó que "las repercusiones que el aludido sistema de subrogaciones ha generado en las últimas declaraciones oficiales aconsejan al tribunal a seguir, en adelante, el procedimiento establecido por el art. 1° inc. a) de la ley 26.376". Ese artículo dice que cada vacante debe cubrirse "a) con un juez de igual competencia de la misma jurisdicción, teniendo prelación el juez de la nominación inmediata siguiente [en este caso, el titular del juzgado N°2 para el N°1]; b) por sorteo, entre la lista de conjueces confeccionada por el Poder Ejecutivo nacional".

Esta ley, sancionada hace cuatro años y cuatro meses, no se cumplía. A tal punto que recién anteayer la Presidenta envió la lista de conjueces que la ley reclama. Y lo hizo sólo para las vacantes del fuero Civil y Comercial Federal.

Ayer, cuando se conoció la noticia, Alak difundió un comunicado de prensa. "La Cámara le acaba de dar la razón al Poder Ejecutivo, en tanto el mecanismo que venía utilizando era irregular", sostuvo. Además, volvió a exhortar a la oposición, a la que había acusado de responder al Grupo Clarín, a que dejara "de bloquear el concurso 258 del Consejo de la Magistratura", para que, de ese modo, se procediera "finalmente a la designación de un juez natural de la Constitución" para el juzgado N° 1.

La Cámara, en cambio, sostuvo que el sistema que utilizó hasta ahora nunca había sido cuestionado. En su acordada declaró que cambiaba el método "sin perjuicio de señalar" que el sistema anterior había sido "implementado siguiendo una antigua práctica aplicada desde el año 2007, que ha sido comunicada oportunamente y jamás cuestionada por la Corte Suprema".

Recordó además que resultaba "inviable" lo dispuesto por el artículo 1° inciso b) de la ley 26.376; es decir, nombrar conjueces por sorteo. Si bien no lo dijo, fue una alusión al Poder Ejecutivo, que como hasta ayer no había enviado su lista de candidatos a suplentes, hacía impracticable esta otra opción.

Cargando...