Niño holandés plantea solución para el euro, inspirada en pizza

LONDRES (AP) — Un niño de 11 años ha ido a donde muchas de las grandes mentes en materia económica en Europa temen adentrarse y propuso una solución radical para los problemas del euro, usando una pizza como inspiración.

La participación de Jurre Hermans en el Premio de Economía Wolfson, una competencia internacional para hallar el "mejor plan de contingencia para una desarticulación del euro" ganó el martes una mención especial del panel de jueces.

La unión monetaria de 17 países europeos ha estado bajo considerable tensión por los abrumadores problemas de deuda de algunos de sus integrantes. Algunos observadores han advertido que la renuncia de cualquier país a la eurozona desestabilizaría al resto de Europa y hundiría a la región en una profunda recesión.

Por otra parte, los "euroescépticos" alegan que los problemas de la unión monetaria son tan grandes que una desintegración ordenada en la que los países regresen a sus viejas divisas, como el dracma griego y la lira italiana, es la mejor solución.

El premio ha sido patrocinado por un fondo familiar de caridad de Simon Wolfson —miembro de la Cámara de los Lores por el Partido Conservador— y es organizado por el centro de estudios Policy Exchange. Se inscribieron 425 participantes en la competencia.

La sugerencia de Hermans era que los griegos recibieran dracmas a cambio de sus euros, y que cualquiera que sacara euros de Grecia fuera penalizado.

"Todos los griegos deben llevar sus euros al banco", escribió, junto a un diagrama de su plan. "Ponen su dinero en una máquina para cambio de moneda... ¿Ven?, el griego no se ve feliz".

"El griego recibe dracmas del banco, su antigua moneda. El banco le da todos estos euros al gobierno griego".

"Todos estos euros forman un pastel o una pizza. Ahora el gobierno griego puede empezar a pagar todas sus deudas, todos los que tengan una deuda por cobrar reciben un pedazo de pizza. Vean cómo todos esos euros de las pizzas van a las compañías y bancos que han dado préstamos a Grecia".

Hermans, de Breedenbroek, Holanda, tenía 10 años al momento de su inscripción. Recibió un certificado de regalo por 100 euros (133 dólares) por su esfuerzo, pero desafortunadamente no logró colocarse entre los cinco finalistas.

Cargando...