Moyano: "La gente salió a la calle para que se atiendan los reclamos"

Limitar el poder del Gobierno, pero no sustituirlo. El líder de la CGT, Hugo Moyano, expresó hoy que las masivas protestas de ayer en varios puntos del país deben servirle a la administración de Cristina Kirchner para "atender" los reclamos de la sociedad.

"La gente salió a la calle para que se atiendan los reclamos. Nadie quiere sustituir a nadie", afirmó el jefe de la central obrera enfrentada a la Casa Rosada. Expresó sus palabras en Santa Fe, adonde viajó para inaugurar una nueva sede del gremio de Camioneros.

Acompañado por el titular del sindicato de peones rurales, Gerónimo "Momo" Venegas, y por el dirigente de Pro Miguel del Sel, Moyano intentó descifrar las causas de los cacerolazos. "Los reclamos no escuchados de los distintos sectores de la sociedad, y la política de imponer en el Congreso lo que quieren, es lo que hizo que la gente salga a la calle", aseveró.

Consideró el reclamo como "legítimo" y afirmó que "la inmensa mayoría de la gente ama la democracia".

"Lo que la gente quiere es que no vengan con ideas raras y que el Gobierno tenga la grandeza de llamar a todos los sectores", añadió.

En junio pasado, Moyano encabezó su primera movilización contra el Gobierno con una marcha en Plaza de Mayo, el mismo epicentro de los cacerolazos porteños de ayer.

De espaldas a Balcarce 50, el líder de la CGT exigió el 27 de junio pasado la modificación en el impuesto a las ganancias y la universalización de las asignaciones familiares. Las protestas de ayer se distanciaron de esos reclamos: se pidió seguridad y se repudió la corrupción, el cepo al dólar y la idea de re-reelección presidencial.

Al final de su discurso de hoy en la capital santafecina, Moyano se hizo eco de los ruidos de las cacerolas: "Basta a todas estas situaciones de engaños que quieren llevar a la inmensa mayoría del pueblo argentino y en particular a los trabajadores".

Cargando...