Moyano busca medir su poder con una Plaza de Mayo desbordante

Enfrentado con la Casa Rosada como nunca antes durante toda la administración kirchnerista, y con internas sindicales que agrietan su poder, Hugo Moyano llevará hoy hasta el límite su disputa con Cristina Kirchner al activar un paro nacional de camioneros con una movilización a la Plaza de Mayo.

Sin el respaldo de todo el arco gremial, y tras un duro cruce retórico con la Presidenta, el líder de la CGT exigirá frente a la sede gubernamental una suba del umbral del mínimo no imponible al impuesto a las ganancias y la universalización de las asignaciones familiares. En la CGT estimaron anoche que podrían congregar a unas 150.000 personas.

Temen los organizadores posibles desbordes y disturbios tras la medida tomada ayer por la jefa del Estado de retirar a los efectivos de la Gendarmería y de la Policía Federal del operativo de seguridad dispuesto para la manifestación.

A través de un comunicado, la CGT sentó su postura: "Hacemos responsable al gobierno nacional de cualquier intento que pretenda enturbiar o entorpecer el pacífico reclamo de los trabajadores argentinos".

Además, Moyano dijo: "No necesita ni poner custodia en la Casa de Gobierno porque los trabajadores protestan como corresponde. Pero si ocurre un incidente, yo sé a quién responsabilizar".

Su hijo Facundo abonó la especulación al señalar: "Tengo algún temor de que pase algo, y seguro que si sucede, no será por culpa de los trabajadores".

Hugo Moyano aprovechará el escenario para responder a las críticas kirchneristas, que acusaron al jefe de los camioneros de "golpista" y de intentos de desestabilizar al Gobierno. Le dedicará, además, expresiones directas a Cristina Kirchner, que puso ayer en duda cuán peronista es el referente sindical.

Pero uno de los ejes del discurso de Moyano, además de insistir en sus reclamos tributarios y por las asignaciones familiares, será fustigar la criminalización de la protesta social. Según un allegado al camionero, evocará "la persecución judicial" que hubo con algunos dirigentes y no se descarta que eleve un nuevo planteo por la millonaria deuda que, dice, el Estado mantiene con las obras sociales sindicales.

Moyano será el único orador de un acto que está previsto que comience a las 15. El jefe de los camioneros no logró el apoyo esperado (como por ejemplo la CTA de Pablo Micheli), aunque se garantizó algunos aliados con fuerte capacidad de convocatoria. Además de sus aliados de la CGT, participarán la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y su tropa de seguidores. También irán las agrupaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, y el Frente de Izquierda. Hubo otros gremios y agrupaciones sociales y políticas que adhirieron a los pedidos, pero no así a la marcha y mucho menos a la huelga.

La protesta de la CGT coincidirá con una jornada de paro de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) por "el día del estatal". Esta medida afectará el normal funcionamiento de 700 municipios del país y en diferentes hospitales. Las autoridades de ATE focalizarán su protesta en el Congreso, donde entregarán un rosario de pedidos por mejoras salariales.

Moyano señaló ayer en Radio Mitre que la Presidenta no modifica el impuesto a las ganancias "por un capricho", y agregó: "Cristina no tiene noción del valor de la plata". También y la criticó por su "política de confrontación". "Ella debería buscar la forma de conciliar", indicó.

Como De la Rúa y Menem

Fue más duro el judicial Julio Piumato, uno de sus dirigentes de mayor confianza. "[El Gobierno] ahora es como [Carlos] Menem y como [Fernando] De la Rúa" por intentar "extorsionar" a dirigentes "con la plata de las obras sociales".

Facundo Moyano también hizo blanco de sus críticas a la Casa Rosada. "La Presidenta está echando más leña al fuego cuando debería tener responsabilidad institucional. El Gobierno ningunea a un sector muy importante", dijo en Radio Mitre.

El antimoyanismo y su propia CGT

La tropa de gremios que no comulgan con el liderazgo de Hugo Moyano en la CGT decidió anoche desconocer el llamado a elecciones dispuesto por el camionero y prevé activar su propio congreso, lo que sería el primer paso para efectivizar la fractura de la central obrera.

El Ministerio de Trabajo se expedirá en breve sobre la validez de la convocatoria que hizo el actual jefe cegetista. En caso de objetar el proceso electoral, el antimoyanismo llamará de inmediato a una nueva elección, en la que no participarían los gremios aliados al camionero.

La disidencia publica hoy en algunos diarios una solicitada para diferenciarse de Moyano por el paro y la movilización a la Plaza de Mayo. Lo acusan de "personalista".

transporte y servicios

Hospitales

La atención será normal, aunque en algunos hospitales el servicio estará afectado por el paro de los estatales de ATE.

Escuelas

No todos los gremios docentes se plegaron al paro de Moyano. Los bonaerenses del sector disidente del Suteba y la Udocba no darán clases y concurrirán a la marcha. La Ctera, que es la que agrupa a más gremios, no tomará medidas.

Basura

El paro de los camioneros afectará la recolección de residuos en la Capital y en 10 municipios bonaerenses. Se recomendó no sacar la basura a la calle.

Trenes, subtes y colectivos

El servicio de trenes estará garantizado, aunque habrá interrupciones a partir del mediodía y hasta las 18. Tras una asamblea, los delegados de las líneas A, B y H del subte decidieron participar de la manifestación, por lo que el servicio tendrá demoras a partir de las 13. La UTA garantizó el normal funcionamiento de los colectivos.

Aviones

Pese a que Aerolíneas Argentinas y Austral anunciaron que no habrá problemas, desde el gremio de los pilotos, el de los técnicos y el de los aeronavegantes advirtieron demoras entre las 12 y las 18. Se reprogramaron todos los vuelos de cabotaje previstos para hoy.

Amenazas en el gremio legislativo

El secretario general de la Asociación de Personal Legislativo (APL), Norberto Di Próspero, denunció que la sede gremial fue atacada con una bomba "molotov" y pintadas con la palabra "traidor". Hace menos de dos meses, el gremialista se pasó del moyanismo al sector opuesto al camionero.

Cargando...