Personas con discapacidad en lucha contra el Gobierno por las coberturas

Cientos de personas se movilizaron esta mañana por el microcentro porteño para reclamar ante posibles recortes en prestaciones otorgadas a personas con discapacidad. Madres, padres, maestros y médicos asistieron junto a chicos con dificultades motrices o madurativas para reclamar al Gobierno, ante el temor de que se eliminen coberturas de las obras sociales.

El repudio llegó tras una reciente normativa de la Superintendencia de Servicios de Salud, que semanas atrás cambió el sistema de coberturas. La dependencia, que quedó bajo la conducción de Liliana Korenfeld tras la desaparición de la Administración de Programas Especiales (APE), dictó la resolución 1200/12 que oficializó el nuevo Sistema Único de Reintegros.

Tras esa medida, los familiares de personas con discapacidad fueron anoticiados por parte de las obras sociales de que ya no tendrían cobertura para las escuelas especiales, ni para el transporte diferencial. "En la escuela de mi hija dijeron que iban a tener que cerrar. Para mí significan $8000 pesos mensuales por el colegio y otros $1600 por el transporte. No sé qué voy a hacer si pierdo mi cobertura", dijo a LA NACION la madre de una niña hipoacúsica.

La convocatoria fue realizada por distintos institutos educativos especiales y fue acompañada por el Arzobispado de Buenos Aires.

La movilización también tuvo el apoyo de líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, que, a través de declaraciones radiales, se manifestó en solidaridad con la convocatoria. Aunque una columna del sindicato de Camioneros se hizo presente, no quisieron identificarse para evitar lecturas políticas.

"Discapacidad espiritual"

"Los funcionarios son los discapacitados, tienen una gran discapacidad espiritual ¿Por qué la Presidenta no saca el Fútbol Para todos o deja de gastar más de 2 millones de pesos en su baño en lugar de este recorte?", se preguntó la mamá de una niña con autismo.

La mujer señaló a LA NACION que días atrás en su obra social le informaron que ya no cubrirían la prestación escolar ni el transporte diferencial. "Me dijeron que sólo cuando reciban el presupuesto sabrán qué coberturas aprobarán y cuáles no", señaló.

Octubre y noviembre son los meses en los que las familias presentan los presupuestos para el año siguiente, por lo que este es un momento crítico para garantizar la cobertura.

Promesa del Gobierno

Las entidades anunciaron en la marcha que el pasado viernes, tras conocer la nueva resolución de la Superintendencia de Salud, lograron una reunión con Korenfeld. "Nos aseguraron que no quitarían ninguna cobertura a nuestros chicos, que el tema de la discapacidad quedaría por fuera de la resolución 1200/12 y que redactarían una nueva. Esperamos mañana llegar a un acuerdo", dijo el titular de la Asociación de Institutos Educativos Especiales (Aiepesa).

Desde la Superintencia de Salud, informaron que "se dictará una nueva resolución que regule específicamente las prácticas a reintegrar por discapacidad". El organismo conducido por Korenfeld tuvo que redactar una nueva medida para dejar en suspenso la resolución 1200/12 hasta diciembre.

Los manifestantes se reunieron a las 10.30 en Florida y Diagonal Norte y marcharon hacia la sede del PAMI para entregar un petitorio.

Las entidades repudiaron a Luciano Di Cesare, titular del PAMI, quien no quiso hacerse presente en la puerta de la entidad. "¡Di Césare, cobarde, el PAMI está que arde!", fue el cántico de que disparó la negativa del titular a recibir el petitorio de manera personal.

"El PAMI mantiene regularizada la cadena de pago, por lo tanto no hay motivo para que ninguna organización que atienda a sus afiliados interrumpa su cobertura", respondió el instituto mediante un comunicado este mediodía. "Las versiones desestabilizadoras y falaces sólo contribuyen a generar malestar y preocupación, PAMI sostiene su compromiso con sus afiliados", agregó.

Apoyo de Camioneros

Hugo Moyano manifestó su apoyo a la movilización aunque evitó hacerse presente para evitar lecturas políticas.

Sí asistió su hija, Karina Moyano, escoltada por algunos integrantes del gremio de los Camioneros. "Asistimos como familiares, no como gremio. Moyano no quiso venir para darle protagonismo a los colegios y entidades que están protestando aquí", señaló a LA NACION.

Karina Moyano recordó la lucha que vivió su familia por la enfermedad de Emiliano Moyano, uno de los siete hijos del líder camionero, quien sufría un cuadro esquizoparanoide y falleció un año atrás.

"A nosotros este tema nos toca de cerca por lo que vivimos con mi hermano. Aunque él nos dejó, no nos podemos hacer los distraídos. Este Gobierno tiene que dar prioridad a estas personas, que son más vulnerables. No pueden permitir que los padres se peleen con las obras sociales cuando es el Estado el que tiene que dar respuesta", agregó.

A la movilización también se sumó una columna de Camioneros que se mezcló entre los manifestantes sin las características camperas verdes para no ser identificados. Desde ese gremio aseguraron que se movilizaron unos 300 afiliados. "En el gremio hay muchos padres y hermanos con personas con discapacidad. Es el 1% de Camioneros, unas 1200 personas", señalaron a este medio desde el sindicato.

Aún cuando Moyano estaba en la vereda del kirchnerismo, uno de sus principales reclamos era por las deudas que el Estado mantiene con las obras sociales sindicales.Los sindicatos consideran que el Estado les adeuda aproximadamente unos 14.000 millones de pesos.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK