Moria Casán: "El que nada debe, nada teme"

"El que nada debe, nada teme", fue la frase con la que Moria Casán abandonó la Comisaría de la Mujer, en Paraguay, donde pasó la noche a la espera de su declaración por la denuncia de un joyero que, aseguró, que la diva se quedó con una gargantilla de brillantes y zafiro, y un par de aros, valuados en 70 mil dólares.

"Dormí en un cuarto muy cómodo", agregó, revelando que no había pasado la noche en una celda común. 

En todo momento, Moria destacó que ella se puso rápidamente a disposición de la Justicia ni bien se enteró de la denuncia: "Yo estaba adentro del avión y me podría haber quedado".

Respecto a las dudas sobre esta denuncia, bromeó con la posibilidad de que todo estuviera "armado": "Las camas me divierten de otra manera".

Cuando los periodistas le consultaron si conocía al joyero que la había denunciado, aclaró que estuvo todo el tiempo sacándole fotos en el camarín "tipo cholulo".

El abogado Jorge Ojeda, defensor de la diva argentina, también habló en la puerta de la comisaría de la mujer.

Ojeda confirmó que la caratula de la denuncia que enfrenta Moria es "Investigación Fiscal sobre un supuesto caso de Apropiación".

Antes de subir a un auto, la jurado de Bailando 2012 dijo que volverá a hablar una vez que termine su presentación frente a la fiscal.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK