Alejandra Gils Carbó en el Senado: "El Ministerio Público Fiscal es mi casa"

En el marco de la audiencia pública en el Parlamento, la fiscal propuesta por el Poder Ejecutivo se defendió en un clima favorable de aceptación ante las oposiciones efectuadas contra su candidatura. Entre las objeciones lanzadas, se marcó como dificultad el que no sea especialista en la jurídica punitiva, ya que el procurador deberá impulsar la acción pública penal y diseñar la política criminal del organismo. 

Como respuesta, Alejandra Gils Carbó precisó que ello no era un impedimento ya que, desde la lista de procuradores generales que estuvieron desde 1983, "casi la mitad no eran expertos en derecho penal", destacando la labor de Nicolás Matienzo y Enrique Petracci, entre otros profesionales ajenos a la materia. 

"Esto se explica porque la función del Ministerio Público es defender el interés general de la sociedad, a menos que pensemos que esta finalidad sólo se realiza a través de la coacción del derecho penal", explicó la candidata del FPV.

Además, destacó su larga experiencia al interior del organismo y subrayó que su labor no se ha reducido simplemente al derecho comercial. "El Ministerio Público Fiscal es mi casa. Hace 18 años que lo integro, 14 como fiscal", comentó Gils Carbó. 

"Soy la primera integrante del Ministerio Público –dijo– postulada para jefe máximo de la institución", y justificó la "inmediata" adhesión de la cesión de los fiscales a su candidatura ya que "siempre se había propugnado por que el procurador sea elegido dentro de los integrantes" de dicho organismo.

En lo que respecta a su trayectoria profesional, afirmó que durante el ejercicio de su profesión como abogada en la matrícula, esta experiencia le ha dejado el aprendizaje de "ver la justicia como la ven los abogados que litigan, que es una visión desde afuera" que hoy conserva. 

El gobierno nacional propuso a Alejandra Gils Carbó para ocupar el cargo de jefa de los fiscales, después de que el candidato original, Daniel Reposo, renunciara a desempeñar la procuraduría antes de que el pliego fuese tratado en la Cámara alta.

Para efectuarse el nombramiento de Gils Carbó se necesita conseguir el apoyo de dos tercios de los senadores presentes en el recinto. Al parecer, habría un consenso generalizado para que ello se transforme en una realidad. 

Cargando...