Milagro Sala rechazó las acusaciones y repudió el crimen en Humahuaca

La dirigente social jujeña Milagro Sala rechazó las acusaciones contra la organización Tupac Amaru y repudió el asesinato de Luis Darío Condorí en Humahuaca.

"Hacemos acto de repudio y sentimos que si mataron a un compañero nuestro tienen que tener la mayor pena. Nos da mucho asco los periodistas y políticos que hablan así de los que pasó en Humahuaca, nos agarra mucha indignación", sostuvo Sala.

En declaraciones radiales, la dirigente remarcó que "hay sectores en cada organización social que tienen su autonomía" y agregó: "No se imaginan lo que siento, un dolor muy fuerte. Que te acusen y que te sigan vinculando".

"¿Cómo va a ser que yo soy la poderosa? Lo dicen para deslegitimarnos a nosotros. Me duele mucho que los sectores políticos lo usen para ganar", apuntó a puro llanto por el crimen de Condorí durante una violenta toma de tierras en Humahuaca, que dejó en medio de un vendaval político a la agrupación Tupac Amaru.

Por los disturbios fueron imputados tres hombres: se trata de Miguel Ángel Guerra, Moisés Lavallén y Marco Antonio Guerra, quien es líder de la organización Tití Guerra, de estrecha relación con la Tupac Amarú de Sala hasta hace unos meses cuando presuntamente se distanciaron.

El crimen se produjo el miércoles pasado, cuando un grupo de vecinos -entre el que estaba Condorí- quiso evitar una toma de tierras por parte de militantes de la "Titi Guerra" en una finca de la familia Urbina, sobre la ruta 9, en la Quebrada de Humahuaca.

Cargando...