Lorenzino estimó que Ciccone "no le costará ni un peso al Estado"

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

El ministro de Economía y, a partir de ayer, interventor de la Compañía de Valores Sudamericana S.A. (ex Ciccone), Hernán Lorenzino, afirmó hoy que la expropiación de la compañía, una vez que se compensen las deudas que esa empresa tenía con la AFIP, "no le costará ni un peso al Estado". Escoltado por la titular de Casa de la Moneda, Katya Daura, admitió que encontró "un alto nivel de capacidad ociosa" en la imprenta intervenida y denunció un "plan sistemático para desguazar la Casa de la Moneda".

Lorenzino brindó una conferencia de prensa donde aseguró también que "la idea de la intervención es asegurar la continuidad de las actividades de la compañía y garantizarle a los trabajadores todos sus derechos".

En cuanto a las deudas que la ex Ciccone tiene con la AFIP, Lorenzino sostuvo que "tienen que ser neteadas", por lo que "creemos que el Estado no tendrá que poner ni un peso" para la expropiación de la empresa.

Plan sistemático

El funcionario dijo que el objetivo de la intervención y eventual expropiación de la empresa ex Ciccone Calcográfica, en caso de que el Congreso apruebe el proyecto que envió el Poder Ejecutivo, es "asegurar la soberanía del Estado en la producción y papeles de seguridad y desmantelar un plan sistemático para desguazar la Casa de la Moneda".

Tras comentar que ayer recorrió la planta de la ex Ciccone junto con Daura, designada subinterventora, y con el Síndico General de la Nación (Sigen), Daniel Reposo, expresó que se buscará "reforzar y mejorar los procesos de producción", ya que, admitió, existe "un alto nivel de capacidad ociosa" en la empresa intervenida, la cual "será puesta en valor, en beneficio del Estado".

"Esto es un acto de soberanía del Estado en materia de impresión de papel moneda", afirmó el jefe de la cartera económica, quien señaló que "había un plan sistemático para desguazar la Casa de la Moneda" para "tercerizar los servicios" a favor de la empresa Boldt, compañía que tiene a su cargo impresiones vinculadas con el juego en la provincia de Buenos Aires.

Acusaciones contra Boldt

En lo que hace al "plan sistemático para desmantelar la Casa de la Moneda", Daura señaló que "en 2001 empezó el desguace, cuando se puso (en ese organismo) a dos gerentes" provenientes de la firma Boldt.

"Siguió en 2003, cuando pocos días antes de dejar el Gobierno, (el ex presidente, Eduardo) Duhalde le quitó, por decreto, la exclusividad de imprimir papeles de seguridad a la Casa de la Moneda", relató.

También cuestionó un fallo de la Justicia Comercial que, luego de que la AFIP decretara la quiebra de Ciccone y que la AFIP recomendara que la Casa de la Moneda se hiciera cargo de esa empresa, "se la dio a Boldt", por lo que "la Justicia -dijo- no permitió que el Estado tomara posesión de Ciccone en julio de 2010".

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK