Lleyton Hewitt no se guardó nada al hablar de los tenistas argentinos

A pocos días del comienzo del primer Grand Slam del año, el gran crédito local Lleyton Hewitt prendió el ventilador y apuntó directamente contra varios tenistas argentinos.

En una entrevista otorgada al sitio Courier Mail de su país natal, el tenista de 31 años recordó sus enfrentamientos con Juan Ignacio Chela y David Nalbandian durante el Abierto de Australia del año 2005.

“Jugué contra Chela en el Abierto de Australia y él me escupió. Se sintió frustrado porque yo arengaba al público y gritaba ‘¡C’mon!’ (¡Vamos!). En ese momento yo no hice nada al respecto, pero mi entrenador, Roger Rashid, se volvió loco en el vestuario contra él y su coach. Fue gracioso, pero eso repercutió en los otros jugadores argentinos”, contó Hewitt.

Luego, recordó: “Dos partidos después jugué ante Nalbandian en los cuartos de final. Gané los dos primeros sets, pero perdí los dos siguientes y, en medio del quinto, chocamos nuestros hombros. No fue gran cosa, pero él se dio vuelta como diciendo '¿Qué has hecho?'. Ambos pudimos parar, pero seguimos caminando. Finalmente, gané 10-8 en el quinto set y nunca volví a hablar con él”.

El australiano lamentó la situación ya que, según sus propias palabras, solía practicar con el nacido en Unquillo. Incluso, lo hacían durante Wimbledon 2002, cuando se enfrentaron en la final que terminó llevándose el ex número uno del mundo.

Hewitt hizo referencia a otro tenista argentino cuando le preguntaron por las drogas en el circuito.”Creo que a algunos jugadores les molesta que otros hayan dado positivo una o dos veces y luego les hayan permitido volver luego de seis meses o un año fuera de las canchas. Mariano Puerta arruinó el Roland Garros del 2005 porque jugó dopado todo el torneo y eliminó a grandes jugadores. Llegó a la final y perdió con Nadal, gracias a dios. Al menos, tuvimos un merecido ganador”, disparó.

“Tras su segundo dóping positivo, Puerta volvió a jugar 18 meses después. Eso frustra a quienes hacen las cosas bien”, añadió.

Finalmente, y luego de tanta crítica, el ganador de dos Grand Slams rescató a la nueva camada de tenistas argentinos: “Mis problemas con ellos se han acabado. Los jóvenes son fantásticos. Juan Martín del Potro es uno de mis más cercanos compañeros en el circuito y Juan Mónaco es un gran muchacho”.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK