Lescano admite las dificultades en la CGT

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Sin eufemismos, el secretario general de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, admitió ayer que "hay dificultades" para encontrar a un candidato que lidere la CGT afin al Gobierno.

Por eso, pidió "dejar pasar el tiempo", aunque sostuvo que esta situación "se arregla en dos días" antes del congreso confederal del 3 de octubre, en el cual el antimoyanismo se propone definir su liderazgo.

En ese sentido, el referente de "los Gordos" reconoció que el jefe de la UOM, Antonio Caló, que era el principal candidato de la CGT cercana al Gobierno, "esta teniendo problemas" con su proyecto.

"Yo diría que hay que dejar pasar el tiempo, nos estamos apresurando mucho, eso trae dificultades y provoca desgaste en los hombres", indicó Lescano.

Durante una entrevista en radio 10, el gremialista añadió: "Si es Caló, están todos atrás de Caló buscando virtudes y defectos".

"Hay presiones y nosotros nos hemos comprometido a no presionar con esto", subrayó Lescano.

El viernes había sido Gerardo Martínez, de la Uocra, quien había admitido las dificultades de Caló, que se sentiría "presionado" y ya habría decidido no ser el jefe de esa facción sindical.

Martínez llegó a hablar de que hay "distintos candidatos" en análisis.

Tal como anticipó LA NACION, la presidenta Cristina Kirchner le bajó el pulgar a Caló a partir de sus declaraciones críticas al Indec y los condicionamientos que puso para aceptar el cargo.

El mecánico Ricardo Pignanelli asoma como la principal opción para quedarse con el puesto que todos creían que iba a ser para Caló. Pero él hasta ahora dice que no es candidato.

Cargando...