Ahora, hasta el lavarropas se conecta por Wi-Fi

MÁS DESTACADO EN TECNOLOGÍA

Los electrodomésticos de última generación, llamados inteligentes, están revolucionando los hogares. Aunque estos productos no están aún disponibles en la Argentina como consecuencia de las trabas a las importaciones, algunos ya se pueden adquirir en países vecinos, como Brasil, Chile y Uruguay, mientras que la mayor variedad se consigue en Corea y Japón.

Los fabricantes han iniciado una vertiginosa carrera para crear electrodomésticos que incluyen procesadores que les permiten tener funciones nunca antes imaginadas. De esta manera, no sólo los celulares se han vuelto inteligentes, sino que ya se comercializan hornos, lavaplatos, lavarropas, secadoras, heladeras microondas y aspiradoras con cerebros electrónicos integrados.

Hacelo por mí

"Cuando hablamos con los consumidores para detectar cuáles son sus necesidades respecto de los electrodomésticos, la respuesta es contundente: quieren tener más control de sus equipos para poder darle órdenes y despreocuparse de las tareas domésticas", explica Manny Vara, educador de Tecnologías de Intel Labs. En la misma línea, Fernanda Carrea, consumer electronic product manager de Samsung, dice que los sondeos que realiza la empresa les indican que las personas quieren que los dispositivos le simplifiquen la vida y le permitan ahorrar tiempo. "A la vez, los consumidores demandan que los artículos sean estéticos, que tengan diseño y que aprovechen mejor el espacio físico", enfatiza.

Bajo la consigna de que las personas se olviden de las tareas de limpieza, Samsung dispone de varios modelos de aspiradoras inteligentes. El más moderno es el NaviBot S, que limpia los pisos de forma automatizada sin intervención humana. El sistema Visionary Mapping Plus permite un movimiento rápido y eficaz y garantiza una limpieza completa y eficiente que evita objetos mediante un conjunto de sensores mejorados con respecto a los modelos anteriores.

Cuando el cubo de la basura está lleno, el NaviBot S regresa automáticamente a la base de carga para una remoción autmática del polvo del robot. De forma inmediata, el polvo, a través de una acción de succión, se transporta a la cámara central de la base de carga. Al mismo tiempo se produce una acción de limpieza del cepillo principal para la remoción, por ejemplo, de pelo. Por lo tanto, los usuarios ni siquiera tienen que encargarse de esta pequeña tarea. Esta aspiradora utiliza un sistema de navegación basado en una cámara y un sensor para recordar hasta dónde limpió, de modo que luego de que se realizan las acciones de recarga de energía y mantenimiento automático, el robot está listo para volver al trabajo y terminar su objetivo.

Otro ejemplo: LG utiliza su tecnología ThinQ como columna vertebral de un sistema de redes de aplicaciones inteligentes, de modo tal que los usuarios pueden monitorear sus aparatos y asignarles tareas desde sus dispositivos portátiles como smartphones o tablets. La estructura administrativa está compuesta por cinco funciones interconectadas. Algunas de las características son que requieren poca energía para funcionar y que ante problemas pequeños que aparecen, el sistema alerta al propietario y le sugiere acciones por tomar con el fin de que el aparato vuelva a funcionar lo antes posible. Además, si el problema que se presenta es de mayor consideración, el electrodoméstico inteligente le envía información a un call center, donde los empleados pueden identificar la dificutlad por teléfono. En muchas ocasiones, podrán ofrecer una solución de manera remota, evitando molestar al usuario con la visita de un técnico.

Los más buscados

Estudios de mercado muestran que más del 30% de los usuarios tienen que deshacerse diariamente de productos en mal estado o cuya fecha de expiración ha llegado. En esta línea, Vara explica que sus investigaciones indican que la gente quiere que la heladera sea el electrodoméstico más inteligente del hogar, no para controlarlo a distancia, sino para que le diga cuánto tiempo lleva la leche ahí adentro, y si otros productos están vencidos o aun pueden ser consumidos. Quizá por este motivo son varios los fabricantes que han desarrollado este tipo de equipamiento.

La coreana LG cuenta con una heladera que viene con una pantalla táctil en la parte delantera con una función de gestión de alimentos que proporciona un inventario de qué productos hay en su interior, dónde se encuentran, y qué día vencen, lo que se realiza tomando una foto del recibo de compra del supermercado y enviándolo a la heladera, o mediante el escaneo del código de barras de cada artículo.

Otro modelo, en este caso de Samsung, permite al usuario comprar en tiendas seleccionadas, arrastrando y soltando íconos de los elementos -manzanas o huevos, por ejemplo- en una pantalla táctil, y disponiendo que los víveres sean entregados a domicilio. Aunque este servicio sólo está disponible, por ahora, en Corea del Sur, señala un interesante y prometedor enlace entre dispositivos y servicios.

En tanto, la heladera Infinity I-Kitchen, fabricada en Brasil por Electrolux, viene con pantalla táctil y una memoria que incorpora más de 600 sugerencias de recetas. El menú se divide en siete grupos, que abarcan desde entradas y platos principales hasta menús light y cócteles, y ofrece la posibilidad de cambiar el menú a diario. Además, tiene programas como Notas , Calendario y Agenda Telefónica . Esta pantalla también incorpora la función de portarretratos digital con visor de diapositivas.

Según la ejecutiva de Samsung, el producto más deseado es el lavarropas inteligente. "Lavar la ropa es una de las tareas hogareñas más estresantes, por eso, las personas buscan equipos que permitan sacar manchas, dejar la tela con un buen aroma, facilitar el planchado y cuidar la prenda", enumera.

Lo mismo opina Carolina Saitta, jefa de Comunicación y Promoción de Electrolux Argentina: "A los consumidores nos les gusta estar en el lavadero, entonces valoran el hecho de poder comandar el lavarropas a distancia".

En este sentido, Samsung lanzará en el segundo semestre del actual su nuevo lavarropas Grace, que incluye un sistema de control inteligente con conexión Wi-Fi para que los usuarios estén conectados al ciclo del lavarropas sin la necesidad de estar cerca de la máquina. Por medio de aplicaciones móviles, los usuarios pueden monitorear las selecciones de ciclo, tiempo restante y alertas de finalización, así como iniciar y pausar el equipo de forma remota desde cualquier lugar de la casa.

Además, el sistema de cuidado inteligente diagnostica rápidamente problemas del equipo y envía alertas a los celulares de los usuarios. El lavarropas presenta la pantalla táctil LCD a color de 8", la más grande de esta industria, casi del tamaño de una pantalla de tablet.

Ecológicos

Otra tendencia fuerte en los nuevo electrodomésticos tiene que ver con el ahorro económico, la tendencia es desarrollar productos de bajo consumo energético. "Los usuarios quieren disminuir el gasto en electricidad", explica Vara. Según el ejecutivo, como la gran mayoría de las personas desconoce cuánta energía consumen sus electrodomésticos, Intel desarrolló un dispositivo -actualmente, en etapa de prueba- que se conecta a cualquier enchufe y puede detectar cuánto está consumiendo cada uno de los equipos electrónicos conectados en la casa. El aparato, que tiene el tamaño de una caja de cigarrillos, se llama West y, aunque aún no tiene fecha de lanzamiento, se espera que sea muy buscado por aquellas personas que quieren hacer un uso más racional de la energía.

En tanto, la corporación General Electric está desarrollando un sistema llamado Net-Zero Home Project, que por medio de aplicaciones y termostatos programables vigilará el consumo eléctrico para que el usuario pueda reducir la cuenta mensual de electricidad. Dentro de este proyecto se incluirá el sistema Home Energy Manager, que está diseñado para controlar y optimizar el consumo y la generación eléctrica. Este aparato se encargará, por ejemplo, de poner en marcha el lavarropas sólo cuando los paneles solares estén funcionando, y no durante los momentos de mayor consumo en la red eléctrica general.

Hogar a futuro

La rapidez de los cambios tecnológicos plantea un desafío especial para los fabricantes de electrodomésticos, cuyos productos están destinados a durar mucho tiempo. "Yo estimo que las personas renovarán estos equipos cada 5 años, tal como sucede con vehículos", sostiene Vara. Según el ejecutivo, este tipo de producto podría ser de uso masivo en un lustro, aunque esto variará de país en país, no sólo por una variable vinculada con poder adquisitivo, sino por una cuestión de política económica y cultural.

"En la Argentina hay consumidores que los comprarían, pero las trabas a las importaciones impiden que los podamos comercializar", justifica la ejecutiva de Samsung. La misma repuesta esgrime la ejecutiva de Electrolux y agrega que, con respecto al precio, estos electrodomésticos cuestan como mínimo un 40% más que los convencionales.

Para aquellos que viajen a algún país donde estos equipos ya se comercializan, Vara aconseja elegir siempre aquellos modelos que tengan Wi-Fi, para evitar cables y garantizar, además, el acceso a Internet. Además, es muy importante que los electrodomésticos incluyan la capacidad de realizar la actualización de su software, para agregarles más funciones a medida que vayan desarrollándose nuevas aplicaciones. De esta manera, es posible demorar su obsolescencia.

Más allá de los avances, la gente no se conforma con tener una aspiradora que funciona sola o una heladera que le recuerda que los alimentos están vencidos. Creativos y desarrolladores se encuentran avanzando en nuevos dispositivos inteligentes. Algunos de los anunciados por Intel y que estarán disponibles en el mercado en unos 5 años, son la mesada inteligente que, equipada con tecnologías de proyección, conexión a Internet y capacidad de reconocimiento de objetos colocados sobre la superficie, que ayudará en las actividades de la cocina y gestionará la lista de compras del supermercado, al sugerir recetas y organizar la información. La mesada inteligente reconoce objetos y trae menús interactivos con opciones relevantes para cada contexto.

Espejito, espejito

"Con el paso del tiempo se hará cada vez más popular la compra de ropa por Internet, por eso estamos desarrollando un espejo de uso comercial u hogareño que permitirá la creación de probadores virtuales.

El prototipo del Espejo Mágico ya fue presentado. Se trata de una pantalla que funciona como un espejo, excepto por el hecho de que, en lugar de una superficie reflectante, hay un display de alta resolución capaz de identificar el tamaño y las medidas de quien está ante el dispositivo. De esta forma, puede crear un avatar en 3D que responde en tiempo real a los movimientos de la persona", explica Vara. Usando sólo gestos, el usuario será capaz de seleccionar la ropa y probarla, montando looks y eligiendo piezas sin tener que desvestirse para probárselos.

Pero hay más. Los distintos componentes de los hogares se volverán más inteligentes, tal es la tendencia que ven hoy en la industria. Como concluye Vara, los usuarios quieren control total y simplicidad absoluta. "Por eso en algún momento llegarán las puertas inteligentes que reconozcan a los dueños de casa y se abran automáticamente para que las personas no tengamos que cargar con llaves."

DIXIT

"Cuando hablamos con los consumidores para detectar cuáles son sus necesidades respecto de los electrodomésticos, la respuesta es contundente: quieren tener más control de sus equipos para poder darle órdenes y despreocuparse de las tareas domésticas". Manny Vara, educador de Tecnologías de Intel Labs

"En Argentina hay mercado para este tipo de producto, pero las trabas a las importaciones impiden que los podamos comercializar". Fernanda Carrea, Consumer Electronic Product Manager de Samsung

"En la Argentina hay mercado para este tipo de productos, pero las trabas a las importaciones impiden que los podamos comercializar". Fernanda Carrea, consumer electronic product manager de Samsung

Cargando...