Líderes europeos analizan crisis de la deuda

ROMA (AP) — Los jefes de gobierno de Alemania, Francia, Italia y España propusieron el viernes en Roma un plan de hasta 130.000 millones de euros (163.000 millones de dólares) para sacar a Europa de la crisis de la deuda soberana.

La canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Francois Hollande, el presidente del gobierno español Mariano Rajoy y el primer ministro italiano Mario Monti aportaron medidas concretas más allá de los acuerdos sobre una transacción comercial — algo que ha defendido Alemania.

Quizá el mayor logro del encuentro ha sido el reconocimiento de Merkel de las medidas de austeridad por sí solas no resolverán los problemas del euro. Merkel ha sido atacada por defender las medidas de crecimiento como la emisión de los eurobonos.

"Decimos que el crecimiento y la solidez financiera son las dos caras de la misma moneda. La solidez financiera no es suficiente", insistió Merkel.

Monti, que se reunió con los otros jefes de gobierno en una villa romana, intenta tender un puente entre la insistencia de Merkel de disciplina fiscal y la intención de crecimiento de Hollandes. Reconoció que las medidas adoptadas hasta ahora no han sido suficientes, y que los mercados y ciudadanos de la Unión Europea deben considerar el euro como "irreversible".

"Mantenemos que si cuatro países tan importantes o diversificados como los nuestros pueden encontrar una línea convergente, ello puede ayudar a encontrar un sólido consenso en el Consejo de la UE", dijo Monti en una conferencia de prensa.

Monti advirtió de severas consecuencias para las 17 naciones de la eurozona y la economía mundial si fracasa la reunión de la próxima semana.

"Una gran parte de Europa tendría que conformarse con elevados intereses bancarios, que luego afectarían a los estados, e indirectamente a las firmas. Es lo contrario a lo que debemos hacer para el crecimiento económico", dijo Monti en una entrevista con seis diarios europeos y publicada el viernes.

Sin un resultado exitoso en la conferencia "hubiese ocurrido una creciente especulación y ataques contra países en dificultades, con el amedrentamiento de los más chicos", dijo Monti.

Los 130.000 millones de euros analizados en la reunión de Roma incluirán fondos para compensar los fondos estructurales de la Unión Europea, el banco Europeo de Inversiones y los "bonos proyecto" europeos de deuda vendida en el mercado libre. El impuesto propuesto a las transacciones financieras cobrará a los bancos un 0,1% del valor de la venta de acciones y bonos, y un 0,01% por contratos de derivados con los fondos destinados a nuevos rescates bancarios.

La reunión pone fina una intensa semana en Europa, en la que los mercados se han asustado ante el temor de que los gobiernos regionales no encuentren medidas adecuadas para luchar contra la crisis de la deuda soberana y que España e Italia quizá necesiten pronto rescates que el resto de Europa no puede costear.

El tipo de interés de la deuda soberana española se disparó tras reconocer el gobierno que sus bancos podrían necesitar un rescate. Mientras tanto, Monti insistió que Italia, la tercera economía de la eurozona, no necesita asistencia. Empero, los mercados temen que si la economía italiana se degenera aún más, no podrá mantener su masiva deuda.

Cargando...