Kicillof: "No vamos a pagarles lo que dicen"

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Un día después de anunciar un plan para expropiar YPF , el Gobierno afirmó ayer en el Congreso que no pagará la indemnización que reclama la empresa española Repsol, a la que la Casa Rosada pretende quitarle por ley y recuperar para el Estado el 51 por ciento de las acciones de la compañía petrolera.

Así lo informaron el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Flamantes interventores en YPF, ambos expusieron en un plenario de comisiones del Senado , en defensa del proyecto de ley que declara de "interés público" la producción y comercialización de hidrocarburos y dispone la expropiación de la mayor parte de las acciones de Repsol.

"No le vamos a pagar lo que ellos dicen, sino el costo real de la empresa. Dicen que son 10.000 millones de dólares. ¿Y eso dónde está?", sostuvo Kicillof, que expuso durante dos horas y media. "Los tarados son los que piensan que el Estado tiene que ser estúpido y comprar todo según el estatuto de YPF", agregó, en un discurso de fuerte defensa de las políticas oficiales.

Era el inicio de un debate caliente que se extendió durante casi siete horas y en el que opositores y oficialistas tuvieron duros cruces verbales y, a los gritos, intercambiaron chicanas y acusaciones. El debate en comisión concluirá hoy, cuando el Frente para la Victoria prevé emitir un dictamen favorable para tratar la iniciativa en el recinto, el miércoles próximo.

En su debut público como viceministro de Economía, Kicillof explicó que, como dice la ley de expropiación, el precio de las acciones lo fijará el Tribunal de Tasación. Pero reveló que antes de pagar se tendrá en cuenta el daño ambiental producido en las distintas áreas explotadas por YPF. "Repsol va a tener que pagar por el daño ambiental. Estamos haciendo un relevamiento con los gobernadores", coincidió De Vido. El ministro reveló que hay petroleras que ya se pusieron en contacto para asociarse con YPF, como Exxon, Total y Petrobras.

Para anticiparse a los eventuales reclamos que hará la compañía española, el viceministro de Economía sostuvo que, desde su ingreso a YPF, en 1998, Repsol había puesto 13.000 millones de dólares y había retirado 22.000 millones de dólares.

Con una crudeza poco habitual, Kicillof explicó que el Gobierno había decidido impulsar la expropiación porque, ante la necesidad de autoabastecimiento energético, requería que los objetivos de YPF coincidieran con los del Estado. "Es una empresa que tiene que alinearse a un modelo de crecimiento y que no hemos logrado que lo haga", expuso, y destacó que la producción de petróleo se había reducido a la mitad durante la última década. Denunció, además, que la empresa había desabastecido al mercado local. "Nos han desabastecido para torcernos la muñeca y sacarnos más precio", dijo.

El "vaciamiento"

Sin cuestionamientos de fondo al plan de expropiación, la oposición recordó que había sido el gobierno peronista de Carlos Menem el que impulsó la privatización de la empresa, destacó el apoyo de la entonces diputada provincial Cristina Kirchner a esa iniciativa, cuestionó el ingreso del grupo Eskenazi a la petrolera y atribuyó al Gobierno la responsabilidad por lo que los funcionarios calificaron de un proceso de "vaciamiento" de YPF, consumado en los últimos nueve años.

A ese último blanco apuntó María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica. En una exposición que, por lo extensa, generó el enojo del senador Aníbal Fernández, encargado de conducir el debate, Estenssoro recordó que el representante del Estado en el directorio de YPF aprobó lo actuado en la empresa entre 2008 y 2010. En 2008 se permitió que el grupo Eskenazi se quedara con el 25% de las acciones de la petrolera y que lo pagara con los dividendos de la propia YPF. En 2009 y 2010 se aprobaron balances correspondientes a 2008 y 2009, en los que se decidió la remisión de utilidades del 255 y del 140%, respectivamente. "¿Por qué los funcionarios avalaron ese vaciamiento? Deberían renunciar y dar explicaciones ante la Justicia", afirmó la senadora.

Los radicales también apuntaron al llamado proceso de argentinización de YPF, con el ingreso del grupo Eskenazi, que no será afectado por la expropiación. Para ello, Ernesto Sanz citó un discurso de hace un año, en la sede de YPF, en el que la Presidenta felicitaba y nombraba por sus nombres de pila a Sebastián Eskenazi, gerente general de YPF, y a Antonio Brufau, CEO de Repsol.

Tanto Kicillof como De Vido sostuvieron que se había decidido avanzar sobre las acciones de Repsol y no sobre el resto porque esa empresa es la que controla y es, a juicio de los funcionarios, la responsable de la desinversión de los últimos años.

También hubo quejas porque, de aprobarse la expropiación, YPF no quedará sujeta a los controles de la Auditoría General de la Nación (AGN) ni de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y porque sólo las provincias petroleras participarán de los dividendos de la compañía.

En voz alta

"[Repsol] No es una empresa que haya apostado al crecimiento del país y menos al crecimiento de la industria nacional "

"Que no nos vengan a decir [por Repsol] que les estamos sacando algo que era suyo. [...] No les vamos a pagar lo que ellos quieran " AXEL KICILLOF Viceministro de Economia

"El déficit energético de la Argentina se encuentra estrechamente asociado a la política desarrollada por Repsol" JULIO DE VIDO Ministro de Planificacion Federal

"Nos llama la atención por qué Kicillof no mencionó la responsabilidad de la familia Eskenazi ¿Por qué se expropia solamente a la parte española?" GERARDO MORALES Senador nacional - UCR Jujuy

"De exportar hidrocarburos pasamos a ser un importador neto. ¿Todo ese plantel va a liderar la recuperación de YPF?" MARIA EUGENIA ESTENSSORO Senadora nacional - Coalicion Cívica

"¿La Presidenta sabía o ignoraba que había vaciamiento?" ERNESTO SANZ Senador nacional - UCR Mendoza

Cargando...