El juez Bento allanaría otra vez Cablevisión

El juez federal de Mendoza Walter Bento ordenó intervenir la empresa Cablevisión y, según fuentes judiciales, estaría dispuesto a ejecutar la medida, en los próximos días, por medio de un nuevo allanamiento.

De concretarse, esas medidas serían la reiteración de las efectuadas a fines del año último, pero que no tuvieron éxito.

El 20 de diciembre pasado, a partir de una denuncia promovida por el Grupo Vila-Manzano, de muy fluida relación con el Gobierno, la Gendarmería Nacional allanó la sede porteña de la empresa del Grupo Clarín.

En esa oportunidad, cincuenta efectivos irrumpieron en la empresa para poner en funciones al interventor Enrique Anzoize.

Pero cuatro meses después, otro magistrado de la Capital Federal, el doctor Claudio Bonadio, comprobó que todo el procedimiento tenía varias irregularidades y lo declaró nulo.

Bonadio, incluso, denunció penalmente a su colega Bento y también a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, por haber prestado el uso de la fuerza pública. Además, tanto la Justicia de Salta como la de la Capital Federal plantearon la incompetencia de Bento.

El Grupo Vila-Manzano, en su denuncia, había sostenido que Artear (Canal 13) no había cumplido con un contrato celebrado con un cable salteño. Cablevisión sostiene que no tenía nada que ver con la controversia. Además, la cableoperadora destaca que no opera en Mendoza y, en cualquier caso, la violación contractual habría ocurrido en Salta, mientras que el juez mendocino dispuso un procedimiento en el distrito porteño.

Pedido de juicio político

El Grupo Clarín, sobre la base de esas circunstancias, pidió el juicio político de Bento, pero el 5 de julio último, el Consejo de la Magistratura, dominado por el kirchnerismo, rechazó el planteo. Ahora Bento, nuevamente a partir de otro requerimiento del Grupo Vila-Manzano, intentar lograr su objetivo.

El Gobierno consiguió en 2009 que el Congreso sancionara la ley de medios 26.522 y, desde entonces, mantiene una fuerte embestida legal, judicial y comunicacional contra el Grupo Clarín.

En efecto, el Poder Ejecutivo no le reclama a ningún grupo de medios oficialistas el cumplimiento de la ley, pero sí busca forzar a Clarín a que venda varios de sus canales, radios y señales, y a que desinvierta.

Este grupo, en tanto, demandó judicialmente que se declare la inconstitucionalidad de varios artículos de aquella norma. Y, según fuentes del Consejo de la Magistratura, el Gobierno ejerce una fuerte presión sobre el concurso 258, para colocar a un juez afín al oficialismo al frente del juzgado civil y comercial federal N° 1, donde se discuten aquellas cuestiones.

Por otro lado, según lo resuelto por la Corte Suprema, el 7 de diciembre vencerá el plazo de la medida cautelar que beneficia a la empresa, pero mientras el Gobierno pretende que ese día esté concluida la desinversión, Clarín sostiene que sólo desde ese momento comienza a correr el plazo de un año para adecuarse.

Frente a un contexto tan complejo, la demanda del Grupo Vila-Manzano contra Cablevisión le resultaría al Gobierno muy oportuna y sería un atajo para que un grupo empresario afín tome el control de la compañía.

Manzano, en la Casa Rosada

El empresario Daniel Vila y el ex jefe de Gabinete de Carlos Menem, José Luis Manzano mantienen una muy fluida relación con el gobierno nacional.

Ejemplos concretos de esos contactos son, por ejemplo, tres reuniones del más alto nivel. Con anterioridad al allanamiento realizado en diciembre en Cablevisión, Manzano había visitado a la presidenta Cristina Kirchner en la Casa Rosada.

En junio último, cuando la primera mandataria estuvo en Nueva York, para presentar un reclamo sobre Malvinas y reunirse con empresarios petroleros, también sorprendió la presencia de Manzano en uno de los encuentros públicos.

Y el miércoles último, en tanto, Manzano se entrevistó con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Este funcionario tiene fuerte influencia en la política comunicacional del Gobierno y, también, en el diseño de la estrategia contra el Grupo Clarín.

Por su parte, el Grupo Vila-Manzano es uno de los operadores de medios que más creció con la adquisión de canales y radios; puja por quedarse con empresas de Clarín y del Grupo Hadad y, desde 2009, la publicidad oficial que recibe en sus diarios, canales y radios creció casi el 900 por ciento.

CLAVES

Intervención. El juez Bento busca desplazar a las autoridades de la cableoperadora. Lo intentó el 20 de diciembre último. Pero el juez Claudio Bonadio declaró nulo aquel procedimiento.

El contexto. La demanda fue presentada por el Grupo Vila-Manzano, cercano al Gobierno. Y se da cuando el Gobierno quiere que Clarín desinvierta.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK