Itzhak Shoham: "Abrir canales de diálogo con Irán puede ser perjudicial"

Para Israel, la decisión de la Argentina de abrir el diálogo con Irán "puede ser perjudicial". Así lo dijo el director para América latina de la cancillería de Israel, Itzhak Shoham, que mantuvo reuniones en Buenos Aires con el Gobierno y advirtió: "La Argentina tiene que poner plazos y no permitir que Irán cambie de tema".

Las palabras del diplomático israelí se dieron unas horas antes de que la Cancillería ratificara ayer, por medio de un comunicado oficial, que una delegación argentina integrada por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el vicecanciller, Eduardo Zuain, y la encargada de asuntos legales de la Cancillería, Susana Ruiz Cerruti, se reunirá hoy en la sede la ONU en Ginebra para avanzar en las negociaciones con Irán por la causa judicial del atentado contra la AMIA.

Como informó LA NACION, la Cancillería empezará hoy a establecer un "marco jurídico" para llevar adelante la investigación judicial en la que están acusados ocho funcionarios y ex funcionarios iraníes por el atentado contra la AMIA, en 1994.

En este contexto, el diplomático israelí expresó que "Irán tiene intenciones destructivas". Shoham es argentino de nacimiento, sufrió en carne propia un atentado frustrado de Irán en Tailandia y conoce América latina como pocos. Por ello, sus palabras tienen peso y fueron escuchadas atentamente por la Cancillería. Poco antes de regresar a Tel Aviv, Shoham dijo a LA NACION que "Irán no es un país que vaya a una negociación con las manos limpias, tiene agendas ocultas y no tendrá problemas en dilatar la investigación".

¿Qué espera Israel del diálogo entre Irán y la Argentina?

El tema AMIA es exclusivamente argentino. Ocurrió en la Argentina y contra ciudadanos argentinos. Nuestra aproximación como Estado es la investigación de la Justicia donde acusa a funcionarios y ex funcionarios iraníes. Para Israel, es particularmente delicado esto, ya que estamos buscando con muchos países del mundo que se sepa que Irán tiene un plan de energía nuclear para fines militares. Irán es un país que quiere "borrar del mapa" a Israel, según lo dijo su presidente. Entonces cualquier tipo de diálogo que le permita a Irán aparecer como un participante normal de la vida internacional es perjudicial para las medidas que el mundo está tomando. Esperamos que la Argentina no caiga en el juego de Irán.

¿Qué le planteó al Gobierno?

-Mencionamos lo que significó la ayuda de Irán al terrorismo internacional desde hace 20 años. En la Argentina sufrimos el ataque a la embajada, donde las pistas señalan a Irán como ejecutor y planeador. Yo fui objetivo de un ataque iraní que no resultó. Esto ocurrió hace siete meses cuando era embajador en Tailandia. Tengo mi propia experiencia con el terrorismo iraní.

¿Por ello no recomienda el diálogo con Irán?

Es que la única forma de lograr que Irán renuncie a sus planes nucleares y militares es a través de su aislamiento. Abrir canales de diálogo puede ser perjudicial porque les permite a los iraníes mostrarse como un país normal, y no lo es. Tiene intenciones destructivas.

¿Esto le dijo al Gobierno?

Le dijimos que la experiencia nos demostró que Irán no es un país que vaya a una negociación con las manos limpias, que tiene agendas ocultas y que no tendrá problemas en dilatar la investigación para no tocar los temas que se deben resolver.

¿Y qué respuesta obtuvo?

-Entendemos que las autoridades argentinas son conscientes de esto. Sería ingenuo del Gobierno pensar que Irán esté dispuesto a cooperar.

¿Por qué Israel siempre dice que el avance de Irán en América latina es peligroso?

Vemos con preocupación este avance de Irán a través de Venezuela, ya que sabemos que las fronteras en América latina son muy permeables. Irán busca caminos para evadir las sanciones que tiene.

El presidente de la AMIA, Borger, dijo que en la Argentina hay "terreno fértil" para un tercer atentado. ¿Cree lo mismo?

Irán promueve el terrorismo donde ve fertilidad. Ellos buscan el punto débil de cada país.

¿Y cuál sería el "punto débil" de la Argentina?

El punto de debilidad sería relajar el sistema de control de movilidad en las fronteras y no prestar atención a las actividades iraníes aquí. Hay que estar con los ojos abiertos y atentos.

Cargando...