Islamistas lapidaron a una pareja que no estaba casada en el norte de Malí

Islamistas lapidaron el domingo a una pareja de Aguelnok, que no estaba casada, en el primer caso conocido de este tipo de ejecución pública en el norte de Malí, una región ocupada por islamistas armados desde hace cuatro meses, informaron este lunes testigos a la AFP.

"Yo estaba presente en el lugar. Los islamistas llevaron a la pareja que no estaba casada hasta el centro de Aguelnok". Ambos fueron colocados "en dos agujeros y los islamistas los lapidaron hasta que murieron", declaró uno de los testigos, cuyas declaraciones fueron confirmadas por otra persona presente.

El primer testigo dijo que "la mujer perdió el conocimiento tras los primeros golpes", mientras el hombre "gritó una vez antes de callarse". Según él, unas 200 personas presenciaron la ejecución pública.

El segundo testigo precisó que "el hombre y la mujer tienen dos niños, el más pequeño de sólo seis meses". Según él, la pareja vivía fuera de Aguelnok.

"Fueron traídos hasta la ciudad por islamistas que les lanzaron piedras hasta que fallecieron", dijo. "La gente salió para ver lo que pasaba. Había testigos", precisó.

La ciudad de Aguelnok está controlada por el grupo armado islamista Ansar Din (defensores del islam), aliado de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), un grupo que tiene varios miembros en la región. Ningún responsable islamita pudo ser contactado por la AFP en relación a la ejecución de esta pareja.

Aguelnok, localidad situada en el noreste de Malí entre Kidal y Tesalit, no muy lejos de la frontera argelina, fue desertada por la gran mayoría de sus 3.000 habitantes desde que está bajo control de los islamistas.

Es el primer caso de muerte por lapidación reportado en el norte de Malí, una región donde las parejas ilegítimas, los bebedores de alcohol y los fumadores recibieron latigazos en público en varias ciudades, entre ellas Tombuctú, también controlada por Ansar Din y AQMI.

En esta ex capital intelectual y cultural del Sahara, los islamistas destruyeron mausoleos de santos musulmanes, provocando la indignación en Malí y en el extranjero.

Otro grupo islamista armado, el Movimiento para la Unidad y por el Yihad Islámico en África Occidental (MUJAO), también está presente en el norte de Malí, en donde controla la ciudad de Gao.

Las tres grandes ciudades y regiones administrativas del norte de Malí -Tombuctú, Kidal y Gao- que representan más de la mitad del territorio de este inmenso país del Sáhel, están ocupadas por islamistas armados desde fines de marzo.

De esas regiones echaron totalmente a los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) con quienes habían lanzado la ofensiva en enero. Su objetivo es imponer la sharia (ley islámica) en todo el país.

La caída del norte de Malí en manos de grupos islamistas armados fue precipitada por un golpe de Estado militar que el 22 de marzo derrocó en Bamako al presidente Amadou Toumani Touré.

Los golpistas entregaron el poder a los civiles en abril, pero las autoridades de transición no pudieron hasta ahora reconquistar el norte del país y se analiza una intervención militar de los países vecinos de Malí del oeste africano.

Combatientes del grupo islamista Mujao patrullando por la localidad de Gao, en el norte de Mali, el 16 de julio pasado. Esta región lleva cuatro meses en manos islamistas.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK