Ir en bicicleta al trabajo beneficia la salud, el medio ambiente y el bolsillo

MÁS DESTACADO EN TECNOLOGÍA

Elegir la bicicleta en vez del auto para ir al trabajo trae múltiples beneficios tanto individuales como sociales. Además de mejorar la salud y ayudar a combatir el sobrepeso, moverse en bicicleta disminuye la contaminación ambiental y baja el dinero que se gasta en aliviar patologías como las enfermedades cardíacas y la diabetes.

Maggie Grabow, la ambientalista de la Universidad de Wisconsin-Madison (Estados Unidos) a cargo del estudio, afirmó que la falta de ejercicio tiene mucho que ver con los altos índices de obesidad. “En un día ocupado, la actividad física se puede hacer automáticamente mientras la gente va a su trabajo. Esta rutina puede traer muchos beneficios en la batalla contra la obesidad y, como consecuencia, reduciría la incidencia de la diabetes tipo 2, que es una epidemia mortal en sí misma”, aseguró.

LOS MUCHOS BENEFICIOS

Para llegar a dichas conclusiones, Grabow y su colega Scott Spak se enfocaron en 11 áreas metropolitanas. Primero calcularon como se modificaría el impacto en el medio ambiente si más personas cambiaran el auto por la bicicleta para realizar recorridos cortos.

Los especialistas encontraron que este hábito logra disminuir la concentración de materia particulada fina, un contaminante que aumenta la mortalidad a causa del asma, los problemas cardiovasculares y las enfermedades pulmonares. “La disminución es mucho más importante durante los episodios de alta contaminación”, afirmó Spak.

La investigación también encontró que el ejercicio físico que implica andar en bicicleta disminuye la tasa de obesidad y enfermedades cardíacas. Estos beneficios se pueden lograr reemplazando al auto por la bicicleta para andar trayectos cortos durante seis meses por año.

Los expertos afirmaron los beneficios a la salud son tan importantes que incluso el sistema de salud pública se ahorría una gran parte del dinero actualmente destinado a aliviar las consecuencias de la vida sedentaria.

Jonathan Patz, otro especialista de la Universidad de Wisconsin-Madison, subrayó que elegir la bicicleta también ayuda a evitar el cambio climático. “Los medios de transporte son responsables de un tercio de las emisiones de gas que generan el efecto invernadero, por lo cual cambiando los autos por las bicicletas es posible bajar de peso, mejorar la calidad del aire, disminuir el efecto invernadero y ahorrar dinero”, afirmó.

Más información haciendo click sobre el logo de WWW.NEOMUNDO.COM.AR

Cargando...