Instan a replantear el modelo de los altos cargos ejecutivos diseñado para los varones

Lidia Heller, investigadora y consultora en temas de género, considera que si "realmente aspiramos a la igualdad de oportunidades, es imprescindible replantear el modelo organizacional concebido y diseñado para varones directivos que predomina desde los inicios de la era industrial y no fue modificado en este nuevo siglo, a pesar de los avances realizados en muchos frentes".

En un artículo publicado en la revista Women in Management, Heller habla de la necesidad de "establecer nuevos modelos de balance trabajo-familia, que consideren la cantidad de horas trabajadas y ambientes de trabajo que posibiliten más apoyo a las largas jornadas laborales que demandan los puestos directivos, -con servicios de apoyo, flexibilidad horaria y teletrabajo-".Propone programas inclusivos de corresponsabilidad que incorporen a los varones y no estén focalizados únicamente en las mujeres, lo que a su criterio "posibilitaría comenzar a romper con viejos paradigmas".En su artículo, la investigadora recuerda un libro de su autoría, escrito hace 16 años llamado `Por qué llegan las que llegan` donde analizó las carreras de mujeres ejecutivas que habían alcanzado la la cima corporativa.Esas mujeres poderosas tenían altas credenciales educativas, motivaciones de logro y claros objetivos.La autora observa que a pesar del tiempo transcurrido desde los primeros estudios, poco se han modificado las realidades laborales de las ejecutivas: los perfiles actuales indican que trabajan más de 55 horas semanales, su aporte al presupuesto familiar representa más del 50% y delegan en personal doméstico las tareas de cuidado.Sus principales motivaciones para arribar a cargos de decisión están relacionadas con el poder y los principales desafíos que deben enfrentar tienen que ver con el balance trabajo familia y vencer las resistencias de culturas masculinas.Indica que las mujeres latinoamericanas hacen toda suerte de malabares y logran un balance, gracias al apoyo del servicio doméstico y de la familia extendida."Celebramos por supuesto la incorporación de mujeres a los máximos niveles de decisión en grandes corporaciones como es el caso de Marysa Mayer en Yahoo, recientemente incorporada como CEO que anunció su embarazo a la hora de asumir, señalando que en cargos anteriores cumplía con jornadas de 90 horas semanales y asistía a 60 reuniones", indica Heller.Cita los casos de las directivas Adriana Noreña en Google; Maria das Graças Foster en Petrobras; Mariana Schoua en Duke Energy Argentina y muchas otras que están surgiendo en diferentes corporaciones."No olvidemos que detrás de esto existen largas jornadas laborales, culturas corporativas que tienen in mente el modelo `face time` o `calienta sillas` -en alusión a la necesidad de la presencia física-, interminables reuniones, viajes continuos", describe la investigadora.Opina que "contar con más mujeres en el mundo laboral es un requisito necesario para superar los límites, pero no es suficiente.Presencia, no siempre significa compromiso y representación para el logro de la equidad en la cultura corporativa", agrega.Considera que para poder superar las asimetrías de género que se observan en la mayoría de los países del mundo, "es necesario no sólo la reacción, acción y compromiso de las mujeres involucradas, sino también de los varones que se ven afectados por los tradicionales modelos corporativos y los diferentes actores y sectores que intervienen en el diseño de políticas y prácticas organizacionales".

 

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK